Sobre la Guerra en Venezuela: los preparativos

Antonio Maira

“Debemos estar conscientes, camaradas, de que estamos en una guerra entre el sistema capitalista involutivo y el sistema socialista bolivariano. Y que en esta transición hacia el Socialismo, todavía se conserva en diversos sectores, la mentalidad pequeño-burguesa proveniente de ese sistema diabólico que es el capitalismo”.

Adán Chaves Frías

La primera forma de la guerra, y la que determina el punto de partida de los contendientes en cada una de las fases de la guerra asimétrica, de cuarta generación, que plantean los EEUU, es la guerra económica que, a su vez, es una guerra genocida.

Donald Trump inició y reforzó la guerra económica y, en consecuencia, la primera fase (la de ablandamiento) de la guerra total contra Venezuelacontra Venezuela

Genocida porque se basa en la angustia de las clases explotadas y de la población empobrecida. Es el lloro y el hambre de los niños, la angustia de las madres y de los padres, de los jóvenes sin trabajo o con trabajo cada vez más precarizado y con frecuencia más condicionado políticamente. De los jóvenes sometidos a una presión casi irresistible.

Es el terror para el sometimiento. Es, finalmente, la rebeldía y la furia.

La guerra económica hace desaparecer la moneda-valor y la moneda física. Vacía los bolsillos y reduce la capacidad de compra de los pobres. Al mismo tiempo y en el mismo proceso abarrota las cuentas y bonos seguros (en el exterior y en el interior), de los poseedores de dólares y de los compradores especulativos; los tenedores de bonos en buenos bancos extranjeros, y los saboteadores de los bonos del estado de la República Bolivariana de Venezuela.

La primera, la moneda valor desaparece por la manipulación del tipo de cambio –Dólar Today, en caso de Venezuela-, realizado por todos los sectores económicos oligárquicos, incluso por la capa superior de las clases medias con alguna influencia social. Entre ellos están los funcionarios superiores y medios sin conciencia revolucionaria, gestores, militares sin valores patrióticos y socialesi, ni vinculados al pueblo real; universitarios con ideología neoliberal o financiados por ONG, subsidiarias por los EEUU o a sus intermediarios. Son fundamentalmente todas sus instituciones de acumulación de capital, todos los mecanismos de pago o intercambio.

Son también los centros de poder hegemónico, además del Pentágono, las Secretarías de Defensa, Exteriores, Finanzas y Comercio los instrumentos de Inteligencia militares y civiles Centro Nacional de Inteligencia y la CIA; son los grandes centros de poder económico y financiero, fundamentalmente los lobbys de las Cámaras legislativas: Cámara de Representantes y, fundamentalmente el Senado.

Fundamentalmente sus lobbys. Uno de los más importantes es el israelí-sionista. Miembros de este grupo de presión pertenecen también a los otros lobbys más importantes, fundamentalmente al militar-industrial, al de Finanzas, al de Comercio Exterior, al de Relaciones internacionales, al del Cuerpo Diplomático, etc. La política estadounidense está de hecho dirigida por estas organizaciones parlamentarias, senatoriales y presidenciales.

Buena parte de los senadores y de los representantes del sagrado e inamovible Congreso de los Estados Unidos pertenecen a estos grupos de presión, así como gran parte de los Presidentes, Secretarios de Estado, de Defensa y otros muchos cargos superiores de todas las administraciones de todos los poderes federales y estatales de los EEUU.

Los instrumentos de la degradación de la moneda-valor son variadísimos y son utilizados por todas las instituciones de pago.

El más repulsivo y genocida –pues su intención o, mejor dicho, su objetivo estratégico programado al detalle, es el de hambrear en los próximos meses a la inmensa mayoría de un pueblo es el de el “tratamiento” de utilizar las decenas de miles de millones de dólares ingresados por la venta del petróleo y otras materias primas de exportación que se entregan, a precio preferente a las empresas importadoras.

Ellas condicionan, por si solas el futuro de un pueblo, de ruptura del lazo de dependencia y de la recuperación de la soberanía. Es el fraude y el latrocinio de las grandes empresas de importación que utilizan las entregas estatales en dólares para comprar los alimentos, medicinas, insumos industriales, sociales y tecnológicos para revender las importaciones a precios especulativos.

Con ello arruinan las múltiples Misiones sociales que cubren las grandes lagunas sociales y cubren las necesidades sociales generales con calidad y eficiencia.

Hablo de la Alimentación, la Salud para todos y de primera calidad, la Enseñanza total y gratuita a todos los niveles, las Misiones de Alfabetización, La Misión Robinson que se han creado desde las primeras: Barrio Adentro, las que atacan la Pobreza y la exclusión social, las que hacen de la salud, la educación, la alfabetización, instrumentos para el crecimiento de un pueblo.

Las herramientas menores

Los herramientas menores de sofocamiento del bolívar y de la inflación ha sido la progresiva reducción de los centros de pago en efectivo en moneda nacional –el bolívar-, en los bancos y entidades de crédito financieras y compras de insumos industriales, de trasportes, construcción y otros sectores básicos, acompañada de una apertura clandestina –en realidad mano a mano, o en los mostradores para clientes.

La degradación casi total de la moneda física a pesar de las decenas de miles de dólares emitidos es una consecuencia inevitable de este ciclo de especulación inflacionista. El bolívar se convierte en papel y el dólar en valor-fortuna. Aumenta de manera escandalosa el crecimiento de la desigualdad, tratando de hacer retornar a la economía venezolana a la estratificación social de la III República, al nivel insoportable del “caracazo”.

La guerra económica está vinculada a la guerra política y a la ideológica y tiene sus fronteras definidas por la escasez y el hambre, por la conciencia burguesa y por la conciencia revolucionariaii. Viene marcada, en las intenciones de una oposición que vende el país y redistribuye las migajas restantes, de manera rabiosamente desigualitaria.

Iconos de todas las empresas que están bloqueando y rompiendo el sistema económico y alimentario de Venezuela

La guerra económica –es decir, la primera fase de la guerra- puede desarrollarse como bloqueo económico total o progresivo: tal como diseñan los EEUU y sus aliados, a favor o en contra de resoluciones del Consejo de Seguridad, a favor o en contra de la Asamblea General de la ONU como han hecho contra Cuba, contra Irán, contra Irak, contra Siria y contra tantos otros países fuera y dentro de América Latina.

Según informaciones de Eva Golinger en su artículo: “Agencias internacionales invierten entre 40 y 50 millones de dólares en la oposición en Venezuela anualmente”, las ONG,s como Súmate y los partidos políticos de la extrema derecha oligárquica como Copei, Primero Justicia y Un nuevo Tiempo, reciben sustanciales fondos para organizar a la oposición venezolana. En general las ONG, son todas aquellas que utilizan como retahíla los temas de la “libertad de prensa”, “la libertad de comercio y de empresa”, la “democracia parlamentaria representativa con exclusión de cualquier forma de democracia participativa” y directa a la que asimilan con “la dictadura” e identifican con el sistema político de Cuba.

Dinero y propaganda para la guerra: una gran minucia

Todas ellas están financiadas por las siguientes organizaciones, según partidas y países (sigo, en general el Informe Golinger con algunas aportaciones y aclaraciones personales):

América Latina

-La distribución detallada de fondos es la siguiente:

La Fundación Panamericana para el Desarrollo (PADF) financia directamente a las organizaciones y a dirigentes de los sectores golpistas de Venezuela.

El Instituto Republicano Internacional (IRI) financia y apoya estratégicamente a los partidos políticos de la derecha, como Copei, Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo;

– La NED invierte alrededor de 51 millones de dólares anualmente en diversas ONG,s para “fortalecer la sociedad civil” cuyos lemas fundamentales –verdaderas matrices de opinión- son los de “democracia” y “libertad de expresión” en Venezuelaiii.

Los medios de prensa, Falsimedia, tienen financiación especial que alcanza a todas las agencias de información, que trabajan en anillo con el Departamento de Estado, y distribuyen toda la información escrita y publicada o filmada, todos los documentales y toda la información televisada, a un segundo anillo en el que tiene cabida todo el mundo cultural y del espectáculo.

En este terreno, y para el mundo de habla española, fundamental para EL Imperio, tiene un papel esencial el periódico “progresista” El país y sus inmensos medios editoriales en España y en América Latina. También, por cierto, en la propia Venezuela.

-El OSI está financiando proyectos relacionados con las campañas electorales de la oposición.

En Europa

El informe de la NED revela que varias fundaciones alemanas también están trabajando con los partidos políticos y ONGs de la oposición en Venezuela. Las principales fundaciones de Alemania son Konrad Adenauer (KAS) y Friedrich Ebert Foundation (ILDIS-FES).

Entre estas dos fundaciones alemanas, invierten alrededor de 500 mil euros anuales en proyectos con Copei, Primero Justicia y la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), además de otras ONGs y grupos políticos en Venezuela., subsidiarias también de las fundamentales que maneja Washington

-La USAID, la UNED, el Instituto Republicano Internacional (IRI), el Instituto Demócrata Nacional (NDI), Freedom House, la Fundación Panamericana para el Desarrollo (PADF) y el Instituto de la Sociedad Abierta (OSI). Todas ellas están manejadas por los dos partidos Republicano y Demócrata.

El OSI pertenece al billonario húngaro, George Soros, conocido por su extenso financiamiento y apoyo a las llamadas “revoluciones de colores” en países como Serbia, Ucrania y Georgia, entre otros de la Europa Oriental. – y los demás países como la UE, Francia, Reino Unido, España.

Fondos encubiertos

Los fondos encubiertos son, en podas palabras y dada su inmensidad, los de naturaleza estratégica.

Muy resumidamente pueden señalarse los siguientes:

-instalación, financiación, costes de funcionamiento, mantenimiento logístico y operativo para la preparación y el adiestramiento de combate, y para las crecientes acciones armadas, del anillo de bases que rodean a Venezuela, incluida la IV Flotaiv:

Puesta a punto en múltiples lugares, concretamente en la frontera con Venezuela, de un despliegue militar de unos seiscientos mil soldados colombianos con algunas decenas de miles de mercenarios, –muchos de ellos adiestrados en España y dentro de las Fuerzas Armadas españolas-, verdadera fuerza de choque de la segunda fase de la guerra.

Paramilitares colombianos, el probable ejército invasor de Venezuela

La guerra de todo un pueblo

Frente a ellos la “guerra de todo un pueblo”, que derivará en la “guerra de todos los pueblos”

La Fuerza Armada Nacional Bolivariana adiestra a su pueblo en su autodefensa

Por el momento han llegado ya las “guarimbas y trancazos armados”, el asalto de acuartelamientos y el bombardeo de centros sociales, el asesinato de dirigentes sociales, de aparentes chavistas, por la indumentaria y el color de la piel (guerra de odio).

El trabajo de la solidaridad tiene que ser tan inmenso y tan comprometido como la del pueblo venezolano. Socialismo o muerte para todos.

Por el momento la naturaleza está con nosotros. Está enviando una cadena de huracanes a la zona Sur de los EEUU. El primero destruyó Tejas, antiguo estado Mejicano. El segundo que pasa sin mayores daños por Cuba, arrasará La Florida. ¿Simbólico? ¿No?

8 de septiembre del 2017


NOTAS:

iLa conciencia revolucionaria. Adán Chaves

https://www.aporrea.org/ideologia/a101565.html

iii La “Libertad de Comercio” y la “libertad de expresión” aparecen como las fuentes de todos los derechos y libertades políticas, sociales y de los derechos humanos en el Documento de Bush hijo: “Nueva Estrategia General de los Estados Unidos”. En ese Documento aparece con toda claridad, sin rodeos ni desvergüenza el concepto del Imperio y de sus Aliados (los grandes países capitalistas títeres) y de sus vasallos y potenciales enemigos: los países pobres y los países del Tercer Mundo. La madre de todas las madres es la libertad de Comercio lo cuál es muy significativo. No en vano los Estados Unidos están iniciando en aquél momento la elaboración del principal instrumento imperial: los Tratados de Libre Comercio. Fue Venezuela con el apoyo directo de otros países latinoamericanos, fundamentalmente, Argentina, Brasil, Cuba, Paraguay, Bolivia Uruguay, Ecuador y otros pequeños países los que quebraron aquél intento de dominio total del continente. Bush salió “con el rabo entre las piernas”.

iv Sobre este crucial asunto que tiene mucho que ver con la extensión de la guerra a toda América Latina, fundamentalmente Colombia y, tal vez a toda Europa, Oriente Próximo, Gran Oriente Medio y África, y desde luego a Rusia y China escribiré, en extenso, un artículo detallado. Obviamente, tal guerra del Imperio tendrá su contrapartida con las guerras de cuarta generación, y las no tan asimétricas “guerras de todos los pueblos” que se extenderán como hojarasca seca por todos los continentes. Una de las batallas no previstas la dará, triunfando, la naturaleza, tal como nos están evidenciando, en este mismo momento la cadena de huracanes que están destrozando países enteros, a coste inimaginable, el propio Sur de los EEUU

Un comentario en “Sobre la Guerra en Venezuela: los preparativos”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s