Archivo de la etiqueta: Arabia saudita

Pakistán entra en el Círculo Dorado

Pakistán entra en el Círculo Dorado

Adolfo Ferrera. Mirador Global, 15 de enero de 2018.

Donald Trump inauguró el año 2018 con la confirmación de un hecho de gran relevancia geopolítica: la ruptura entre Estados Unidos y Pakistán, una potencia nuclear en pleno corazón eurasiático. El presidente estadounidense escenificó este divorcio arremetiendo contra Pakistán a través de su cuenta en Twitter. Desde el gobierno paquistaní de Shahid Khaqan Abbasi respondieron con contundencia afirmando que Estados Unidos ya no es el aliado de Pakistán: “No tenemos ninguna alianza con Estados Unidos“. El ministro de Asuntos Exteriores, Khawaja Muhammad Asif, añadió que las acusaciones de Trump carecen de fundamento y sentenció que desde el gobierno “no haremos que la dignidad de nuestro país sea nunca más un negocio”.

El golpe fallido de Trump en Irán (en inglés)

Trump’s Failed Coup in Iran

Eric Margolis. Global Ressearch, 6 de enero de 2018

La mayoría de los iraníes estaban eufóricos y orgullosos del papel de su nación al frustrar los planes estadounidenses de ocupar gran parte de Siria y derrocar al gobierno del presidente Bashar al-Assad. Por contra, el otro bando en esta larga guerra de poder -los EE. UU., Israel, Arabia Saudí y Gran Bretaña- sufría la derrota y buscaba formas de vengarse del odioso trío, Siria, Irán y Rusia.

Yemen. Un año nuevo con más bombardeos saudíes

Yemen. Un año nuevo con más bombardeos saudíes

Leandro Albani. Resumen Latinoamericano, 7 de enero de 2018.

Mientras Arabia Saudí continúa devastando Yemen, los grandes medios de comunicación y muchos gobiernos del mundo se esfuerzan por presentar a Mohamed Bin Salman como una “esperanza de modernización” para la más cruenta monarquía del Golfo Pérsico. Pero hasta ahora la única verdad irrefutable es que en las manos del joven príncipe heredero sólo se amontona la sangre de los yemeníes.

La fallida “Primavera Iraní”

La fallida “Primavera Iraní”

Guadi Calvo. Al Mayadeen, 7 de enero de 2018.

A casi ocho años de iniciado el plan desestabilizador para las naciones árabes refractarias a los mandatos de Estados Unidos, en esencia Libia y Siria, cuyo nombre de fantasía fue “La Primavera Árabe”, ahora mal trecha, casi agónica, resurge en lo que sin duda había sido el objetivo fundamental, de aquel trazado, instalar el caos y si fuera necesario una “guerra civil” en Irán, para terminar con la revolución de 1979.

Operación Jerusalén capital: ¿La segunda Declaración Balfour o la OTAN árabe-israelí? (en inglés)

Operation Jerusalem Capital: Second Balfour Declaration or Arab-Israeli NATO?

Luciana Bohne. Counterpunch, 15 de diciembre de 2017.

La apuesta por Jerusalén de Trump es menos sobre las perspectivas de paz palestino-israelí que sobre si es posible lograr, sin su concurso, una alianza árabe-israelí contra Irán. La cooperación tácita de Israel con los estados del Golfo en contra de Irán, mantenida por mucho tiempo en la sombra, se ha ido revelando a pesar de la ausencia de paz palestino-israelí. La apuesta de Jerusalén bien puede obligar a un reconocimiento público sobre este alineamiento semiprivado.

El Gobierno autoriza la venta de 141 millones en munición a Arabia Saudí

El Gobierno autoriza la venta de 141 millones en munición a Arabia Saudí

Miguel González. El País, 26 de diciembre de 2017.

El Gobierno autorizó en el primer semestre de este año la venta a Arabia Saudí de munición y piezas de artillería por valor de 141,7 millones, de los que se materializaron envíos en el mismo periodo por 44,5. Así figura en el informe sobre exportaciones de material de defensa y doble uso de enero a junio de 2017 que la Secretaría de Estado de Comercio ha remitido al Congreso.

Winston Churchill, un maníaco genocida

Winston Churchill, un maníaco genocida

Cultura Proletaria, 28 de diciembre de 2017.

Es adulado en Gran Bretaña y considerado un héroe de la nación. También fue votado como “el mejor británico” de todos los tiempos. Pero en las siguientes líneas contaremos la verdadera historia de Churchill, la historia de un supremacista blanco cuyo odio a los indios llevó a cuatro millones de personas a morir de hambre. Un hombre que odiaba tanto al pueblo irlandés que ideaba diferentes maneras de aterrorizarlo. Un matón racista que atacaba al pueblo negro en África y en Gran Bretaña. Este es el verdadero juicio de Winston Churchill, el enemigo de toda la humanidad.

 

Israel, Arabia Saudita y EEUU, a punto de invadir Siria (en inglés)

Brace for Impact: Israel, Saudi Arabia and the US are About to Invade Syria

Alexander Orlov. New Eastern Outlook, 19 de diciembre de 2017.

El ministro de Defensa ruso anunció recientmente que los EEUU están entrenado a una nueva fuerza armada en el antiguo campo de refugiados de la provincia de El Khaseq, citando al Centro Para la Reconciliación Siria. Se cree que esta fuerza será utilizada para derrocra la gobierno sirio de Bashar al-Assad. Pero aún más curioso es que la columna vertebral de esta fuerza la van a formar militantes del Estado Islámico (ISIS) y de Jabhat al-Nusra.

 

Jared Kushner reordena el Medio Oriente

Jared Kushner reordena el Medio Oriente

Thierry Meyssan. Red Voltaire, 19 de diciembre de 2017.

Personalidad muy cuestionada por los miembros mismos de la administración Trump, Jared Kushner goza de la total confianza del presidente. Se le ha dado como misión reordenar el Medio Oriente según el «principio de realidad», en contra de la doxa de cada bando. Después de los éxitos tangibles en Arabia Saudita, ahora se dedica a la cuestión israelo-árabe.

¿La montaña parió un ratón?

¿La montaña parió un ratón?

El territorio del lince, 14 de diciembre de 2017.

Ayer se reunió la Organización de la Cooperación Islámica, de urgencia, para abordar la decisión de EEUU de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel y trasladar su embajada allí. El reconocimiento está hecho, el traslado no será hasta dentro de unos cuantos años (unos tres o cuatro a lo máximo) para no sublevar más aún a una calle árabe que sí, que está indignada pero de puertas para adentro. Hace tiempo que los árabes consideran a Palestina un lastre y quieren deshacerse cuanto antes de ella. Sólo los musulmanes no árabes siguen teniendo un apego a Palestina, pero los musulmanes no árabes están muy lejos geográficamente.

El documento que aprobó la OCI es bueno, es casi lo que quería Turquía -que pasa así a ser oficialmente al abanderado de la causa palestina- y obliga, en teoría, a los 57 países firmantes. En él se reconoce a Jerusalén Este como capital del Estado de Palestina y apela a “otras naciones”, es decir, no islámicas, a respetar el derecho internacional. Es decir, se ha hecho un llamamiento implícito para que quienes se dicen amigos del pueblo palestino asuman el documento, especialmente ciertos países de África y América Latina sin excluir a Asia. Esto, en sí, es ya un freno a que los vasallos de EEUU en todo el mundo muevan silenciosamente sus embajadas hacia Jerusalén una vez lo haga EEUU.

Jerusalén: epicentro de un nuevo liderazgo para alcanzar la paz

Jerusalén: epicentro de un nuevo liderazgo para alcanzar la paz

Adolfo Ferrera. Mirador Global, 15 de diciembre de 2017.

Aunque pueda parecer lo contrario, la retórica belicista de la nueva alianza sionista-wahabí apadrinada por Washington está basada en el miedo y evidencia su creciente retroceso en Oriente Medio. La decisión incendiaria de Donald Trump (en realidad de su yerno Jared Kushner) de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel supone una arriesgada huída hacia adelante en unos momentos de debilidad interna y externa tras su dura derrota geoestratégica en Siria e Irak. Sin embargo es muy probable que con este puñetazo encima de la mesa Donald Trump haya terminado por partirse la mano, y puede que la de sus regímenes aliados en Oriente Medio.

Definitivamente la política exterior de la Casa Blanca ha quedado en manos del lobby sionista estadounidense. De esta forma Donald Trump intenta devolver el gran apoyo financiero recibido por parte de este peligroso colectivo sionista (del millonario Sheldon Adelson, por ejemplo) durante la campaña electoral de 2016. Con ello, lejos de velar por los intereses del pueblo estadounidense como prometió, Trump antepone los intereses de poderes externos ajenos a su país (como el resto de presidentes anteriores), y al mismo tiempo acelera la decadencia del imperio estadounidense a nivel global.

Tal vez pasado mañana

Tal vez pasado mañana

El territorio del lince, 11 de diciembre de 2017.

La decisión de Trump de reconocer Jerusalén como capital de Israel está dando mucho que hablar. Pero se está mirando donde no se debe, para variar.

Los países árabes están aceptando la paz con Israel de la misma forma que la aceptó Japón en la II Guerra Mundial: con humillación. Japón estaba vencido, pero había una posibilidad remota de que continuase resistiendo o esa resistencia se pudiese reavivar en el futuro. Eso había que matarlo de raíz y se lanzaron dos bombas atómicas, innecesarias desde el punto de vista militar, para humillar al país y obligarle a que aceptase la paz según la diseñó EEUU. Pues eso mismo es lo que está ocurriendo ahora mismo con Jerusalén.

El reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel es la bomba atómica que EEUU lanza contra los países árabes para que acepten la imposición de una paz con Israel. Derrotados varias veces -con la excepción de Hizbulá, que no es Estado- en enfrentamiento directos, ahora han sido derrotados otra vez en enfrentamientos indirectos (Siria) y sus movimientos para lograr la paz intentando conseguir algún tipo de contraprestaciones (la propuesta presentada por Arabia Saudita no hace mucho) han sido respondidos de la única forma que EEUU e Israel lo entienden: la humillación.

Jared Kushner: ¿pupilo de Kissenger o yerno de Trump?

Jared Kushner: ¿pupilo de Kissenger o yerno de Trump?

Alfredo Jalife. La Jornada, 6 de diciembre de 2017.

Robert Bridge, autor de Media Noche en el Imperio Estadunidense: Cómo las Trasnacionales y sus Siervos (sic) Políticos Destruyen el Sueño de EU(https://goo.gl/ZW2b6M), cuestiona en Strategic Culture Foundation la lealtad del pérfido Jared Kushner, quien juega doble: en favor de su suegro y/o de Kissinger.

Robert Bridge aduce que Jared Kushner “ha sido tranquilamente capacitado para ser el próximo Henry Kissinger”, con base en varios ejemplos dramáticos en los que contribuyó a nivel doméstico –los despidos del director de la FBI, James Comey y del teniente general Michael Flynn, ex jefe de Seguridad Nacional del gabinete de Trump, quien solamente duró 25 días –y a nivel foráneo: su sicalíptica participación en la “noche de los cuchillos largos” en Arabia Saudita y en la renuncia del primer ministro libanés Hariri, así como sus intrigas conspirativas en Israel para aniquilar a Irán.

16 razones e implicaciones del traslado de la Embajada de EEUU a Jerusalén

16 razones e implicaciones del traslado de la Embajada de EEUU a Jerusalén

Nazanín Armanian. Público, 7 de diciembre de 2017.

Después de ordenar la mayor reducción de tierras públicas protegidas de la historia de EEUU, hacer la mayor bajada de impuestos en 30 años, y conseguir que el Tribunal Supremo avalase su infame solicitud de prohibir la entrada de personas procedentes de ocho países en su mayoría musulmanes (entre los que no está Arabia Saudí, acusada por el propio Trump y el Congreso de estar detrás del 11-S), el presidente de EEUU deshace la política tradicional de EEUU respecto a Palestina: anuncia el reconocimiento de Jerusalén ocupado como capital de Israel y ordena el traslado de la Embajada de su país a esta ciudad. Trump así, en un acto suicida, despoja a los palestinos de todos sus derechos para dárselos a Israel.

Durante 70 años, EEUU ha permitido a Israel robar las tierras palestinas (incluso cuando pretendía ocultarlo firmando la Resolución 2334) y hacer una limpieza étnica. Esta decisión de Trump representa una nueva fase en la agresión al pueblo palestino. Ni Bill Clinton ni George W. Bush, que también prometieron mudar la Embajada a Jerusalén, se atrevieron a hacerlo. Habían dejado que el propio Israel a través de sus políticas ilegales y leyes se apoderase de la Ciudad Santa. De hecho, la ‘Ley del Gran Jerusalén’ incluye la expulsión de los palestinos “residentes” de su ciudad natal con mil artimañas, aumentar la población judía de la urbe trasladando a miles de colonos judíos como votantes elegibles, ampliar sus límites municipales para incluir los asentamientos ilegales en Cisjordania, y limitar aún más los derechos de los palestinos, todo ello para distorsionar la identidad de Jerusalén.