Archivo de la etiqueta: Palestina

Palestina. EEUU hasta Trump (1) (Ramón Pedregal Casanova)

Palestina. EEUU hasta Trump (1)

Ramón Pedregal Casanova. Crónica Popular, 27 de febrero de 2017.

Lo que decide el salto a la guerra por parte de EEUU el 2 de Abril de 1917, casi 2 años después del hundimiento del “Lusitania”, es el hecho de que la Revolución estaba a punto de triunfar en Rusia y, junto con los imperiales de Francia e Inglaterra, el gobierno de EEUU temía que la Revolución social se extendiese por toda Europa.

 

Sayyed Jamenei: Palestina debe ser el punto de unión de los países islámicos

Sayyed Jamenei: Palestina debe ser el punto de unión de los países islámicos

Al Manar, 21 de febrero de 2017.

El Líder de la Revolución Islámica, Ayatolá Sayyed Ali Jamenei, ha señalado que todos los países musulmanes tienen la responsabilidad de apoyar a la resistencia palestina, y esto debería ser una fuente de unidad en el mundo islámico.

La alegría y el miedo (El territorio del lince)

La alegría y el miedo

Blog “El territorio del lince”, 20 de febrero de 2017.

“Llevo a mi hija conmigo a todas partes, a las reuniones con los funcionarios y los notables, sin importarme lo que piensen, sin preocuparme cuando escucho su llanto en las grabaciones de audio o cuando estoy transcribiendo mis entrevistas. Lo único que me importa es que ella está conmigo y cualquiera que sea nuestro destino, lo compartiremos juntas.

Palestina, crónicas de vida y resistencia

Ofrecemos a nuestros lectores el texto íntegro del libro (en pdf) de nuestro compañero Ramón Pedergal Casanova, en el que nos ofrece los conmovedores testimonios de los héroes anónimos de la resistencia palestina

“Palestina es más, mucho más que una historia o una esperanza. Es el nombre de la Resistencia. Es el lugar donde habita la dignidad, la que reflejan cada una de las personas que entrevista, la de los jóvenes y niños prisioneros, la de las madres y padres que no se doblegan y, que a pesar de las bombas, de los check point, de los cuerpos destrozados, de la sordera occidental, siguen enseñando vida.”

(Leer en pdf)

Fortalecer la resistencia. Fortalecer la resistencia. Fortalecer la resistencia (Ramón Pedregal Casanova)

Ramón Pedregal Casanova*

“Las cosas inmensas, aquellas que pueden matarnos, nos hacen valientes.”

Del libro “De A para X. Una historia en cartas”. Autor: John Berger.

El bloque financiero sionista se vuelve terrenal y allí, en Palestina, desde finales del siglo XIX viene pretendiendo instalar sus cuarteles militares.

Su importación de colonos militarizados, sus ramas de ultraderecha instruidas en la violencia criminal y racista, los ejércitos mercenarios que forma para intervenir en los países árabes que no quieren volver a ser colonizados, más sus fuerzas secretas dedicadas al crimen selectivo y las enviadas a ejercer el chantaje, la corrupción y el espionaje, todo lo que eso cuesta sale de su mano, lo financia. Seguir leyendo Fortalecer la resistencia. Fortalecer la resistencia. Fortalecer la resistencia (Ramón Pedregal Casanova)

Sólo un único Estado secular y democrático es posible en Palestina-Israel (Ramzy Baroud)

Sólo un único Estado secular y democrático es posible en Palestina-Israel

Ramzy Baroud. La Haine, 25 de enero de 2017.

Es tiempo de abandonar las soluciones inalcanzables y centrarse y poner todas las energías en una mejor y mayor coexistencia pacífica, basada en la igualdad y la justicia para todos y todas.

Así, puede haber un Estado entre el río y el mar, y éste es un Estado democrático para todas su gentes y sus pueblos, sin importar su origen étnico o sus creencias religiosas.

Consejo de Seguridad de la ONU, sea soberano, mantenga la igualdad y sea justo (Ramón Pedregal Casanova)

Ramón Pedregal Casanova*

En la historia de las Resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU incumplidas hay una que se adoptó como resultado de lo que conocemos como Intifada, aquella que se emitió el 17 de Diciembre de 1987.

El pueblo palestino se había levantado harto de caer sometido bajo las matanzas que llevaban a cabo los sionistas desde 1948, de sus encarcelamientos, de pasar hambre y soportar provocaciones criminales, las continuas expulsiones de su tierra, de sus casas, de las forzadas separaciones familiares por no poder volver a su lugar de origen, … se había levantado harto de la ocupación colonial sionista. Ese levantamiento popular duraría 6 años. Seguir leyendo Consejo de Seguridad de la ONU, sea soberano, mantenga la igualdad y sea justo (Ramón Pedregal Casanova)

Cada día más claro: El Sionismo desaparecerá

Cada día más claro: El Sionismo desaparecerá

Pablo Jofré Leal. Hispan TV, 17 de enero de 2017.

Setenta naciones, junto a las cinco potencias mundiales reunidas en Francia con el fin de relanzar un proceso de paz estancado entre palestinos e israelíes. El resultado fue el previsible: nada nuevo bajo el sol.

70 años sentados alrededor de la mesa con brasero. ¿Y los refugiados? (Ramón Pedregal Casanova)

Ramón Pedregal Casanova*

Sentados alrededor de la mesa con brasero a sus pies, opinan desde hace casi 70 años sobre las consecuencias de su acción en Palestina, que ha dado como resultado ser la mayor fábrica de refugiados del mundo.

Esos maestros de la democracia no han sido, ni son, ni serán lo que decía Louis Michel de los maestros, a su vez maestra y combatiente de la Comuna de París, “soldados oscuros de la civilización, cuya obligación es dar al pueblo los medios intelectuales para rebelarse”. Crearon un infierno, y después una tertulia que llega hasta nuestros días.

Los que organizaron la partición de Palestina con el fin de conservar un pie en Oriente Medio para no perder definitivamente los negocios, encontraron la forma de entretener mientras la acción sionista limpiaba el terreno, que como cuña en la madera rompía la razón anticolonialista, y debilitaba y dividía al mundo árabe.

Los maestros divisores han dejado a 8 millones de palestinos y palestinas sin su lugar en la tierra, 8 millones entre los que aún quedan allí y la inmensa mayoría en el exilio.

El caso es que los medios intelectuales para rebelarse, que decía Louis Michel, al pueblo palestino se los ha dado su propia experiencia histórica y sus propios maestros; por eso se agarra con todas sus fuerzas a su tierra. Y mientras, los sentados a la mesa con brasero hablan y hablan, le dan la razón al pueblo palestino una y otra vez, es la rutina que se repite y no cambia nada: dejan pasar el tiempo.

¿Cuántos de ellos han esperado y cuántas veces, que la resistencia al invasor sionista se aplaque, que la resistencia se desintegre?. La pregunta del revés: ¿Quién se beneficia si no hay resistencia al opresor?.

El derecho a resistir al invasor está reconocido como un derecho de los pueblos. Y quienes se sientan a la mesa con brasero, quienes afirman eso mismo, quienes tomaron la decisión de darle más de la mitad de Palestina al sionismo ¿no van a hacer nada más?. Charlar y charlar. ¿Y si el pueblo palestino es disuelto?, ¿y si se pierde en una diáspora causada por el neocolonialismo?, ¿y el neocolonialismo, a qué pueblo le interesa?.

Será la vergüenza de la Humanidad, la vergüenza de los pueblos, la vergüenza de las naciones. Será una opresión más de calibre histórico, pues la independencia, la soberanía y la igualdad quedarán en entredicho.

Así se encuentra el mapa de los campamentos en los que se refugian más de 4 millones y medio del total de 8 millones de palestinos y palestinas, víctimas de la decisión que tomaron el 29 de Noviembre de 1947 los maestros de la democracia occidental. Los restantes se encuentran dispersos por el mundo. Puede observarse que los campamentos de refugiados se encuentran en Cisjordania, Gaza y los países de alrededor, ninguno en lo que se denomina Estado de Israel:

MAPA: https://www.google.com/maps/d/u/0/viewer?mid=1UJx3ITeCOJz2ENmJ03qPoNtaRa4&hl=es&ll=33.785781850171446%2C35.804958000000056&z=7

https://mail.google.com/mail/u/1/?ui=2&ik=caec9cb35b&view=att&th=15709fcc53196611&attid=0.1&disp=inline&safe=1&zw

Y cuando los sentados alrededor de la mesa camilla se levantaron y se sentaron otros bien distintos el 23 de diciembre de 2016, éstos condenaron los asentamientos sionistas en Palestina. Ese dictamen se confirma ahora en una reunión de 70 países en París. ¿Y a continuación?, ¿van a sentarse con los pies junto al brasero?.

Hacer, ¿dónde ha quedado el concepto “hacer”?. Hacer: realizar una actividad que comporta un resultado, y puede ser transformador. Un primer asunto a hacer para transformar: que cumplan y hagan cumplir cada una de las Resoluciones aprobadas en el Consejo de Seguridad de la ONU sobre Palestina. Por ejemplo, el Derecho al Retorno a su tierra de los Refugiados Palestinos lo aprobaron en la Resolución 194 en 1948.

Si en la Resolución 181 aprobaron el robo al pueblo palestino del 54 % de su territorio, dejando a éste el 46 % de su país, y después se sentaron a hablar y a calentarse los pies ¿no daban con ello la aprobación del sionismo y su avance conquistador?, ¿¡no es eso un apoyo!?. Hoy apenas le queda al pueblo palestino el 20 % de su país.

Las tertulias entorno a la mesa con brasero son la expresión misma del entretenimiento, de la distracción, de la mentira que ya dura casi 70 años.

Fíjese si la invasión de Palestina tiene consecuencias que hasta las actos más comunes que realiza el pueblo palestino se ven afectados, los tres últimos que he conocido:

1. Los sionistas quieren aprobar una ley para prohibir la llamada a la oración por los altavoces de las mezquitas, lo denominan “proyecto de ley almuédano”.

2. Los sionistas quieren prohibir hablar árabe en cafeterías y restaurantes de la ciudad palestina de Haifa.

3. Los sionistas proponen en la mesa de su parlamento la expulsión de parlamentarios palestinos si expresan puntos de vista distintos a los de ellos.

¿Dónde se ha quedado la Resolución 194, el Derecho al Retorno a su tierra de los Refugiados Palestinos?.

Lo que transcribo a continuación pertenece al libro “El infierno en Tierra Santa. Crónica de una paz imposible”, de Francisco Medina. Capítulo “El otro éxodo: los refugiados palestinos. El derecho a sufrir a cambio de la dignidad”:

“En el año 2000, un prestigioso instituto de estudios palestino-israelí, el IPCRI (Centro de Investigación e Información Palestino-Israelí), realizó una encuesta en nueve campos de refugiados. La intención del estudio, saber cómo deseaban los afectados que se afrontara su situación, lo que para otros era “el tema de los refugiados” y para ellos era “su vida diaria”. La encuesta se llevó a cabo con 1830 personas elegidas de forma aleatoria. Los resultados fueron demoledores: el 99,8 por 100 consideraban que el regreso debe realizarse al mismo lugar del que fueron expulsados. El 98,7 por 100 pensaban que la compensación económica no podía sustituir el derecho a regresar. La totalidad, que el derecho al retorno significaba regresar a los territorios en los que vivían antes de 1948, no a los territorios gobernados por la Autoridad Palestina. El 78,8 por 100 desconfiaban de que los negociadores palestinos supieran defender sus derechos frente a los negociadores israelíes. El 99,2 por 100 de los refugiados rehusaban integrarse en las zonas donde ahora viven. El 96,5 por 100 no conceden a la Autoridad Palestina la potestad de renunciar al derecho a regresar. El 85, 2 por 100, con tal de regresar a su localidad de origen, aceptarían vivir bajo soberanía y con nacionalidad israelí. El 64,5 por 100 estarían dispuestos a oponerse por la fuerza a una solución insatisfactoria. En fin, se les dio una lista de posibilidades entre las que no se incluía la que ellos piden: regresar y al tiempo ser compensados por sus pérdidas y sus sufrimientos y los de su familia. Esta fue su repuesta a esa elección:

  1. 68,9 por 100 regresarían sin compensación.

  2. 2,4 por 100 aceptarían una propuesta en la que se incluirían compensaciones económicas con el regreso y la reunificación familiar en zonas controladas por la Autoridad Palestina.

  3. 3,6 por 100, un reasentamiento.

  4. 23,7 por 100 piensan que el problema de los refugiados no tiene solución.

  5. 1,3 por 100 no supieron elegir.

De la encuesta destaca, como primera conclusión, una que salta a los ojos: la uniformidad en la forma de pensar entre los refugiados. Los porcentajes a favor de una u otra respuestas son abrumadoramente mayoritarios. Lo segundo, su falta de esperanza en una solución negociada a su situación y su escasa confianza en la Autoridad Palestina para representarles. Y, por último, quizá lo más esclarecedor a la hora de valorar lo que significa para ellos la posibilidad de regresar a sus lugares de origen, lo que mejor permite comprender la emotividad que ponen en ese hecho, es que, a pesar de la situación social y económica desesperada en la que viven, se niegan a renunciar al derecho al retorno a cambio de compensaciones económicas.”

El pueblo palestino se manifiesta unido, ¿y vosotros?: sacad los pies de debajo de la mesa con brasero y poned en práctica la Resolución 194.

*Ramón Pedregal Casanova es autor de “Gaza 51 días”. “Dietario de crisis”, “Siete Novelas de la Memoria Histórica. Posfacios”. Presidente de la Asociación Europea de Cooperación Intgernacional y Estudios Sociales AMANE.

Movimiento de la Historia (Jamal Halawa) حركة التاريخ

El movimiento de la historia, con su dialéctica, no excluye en su interacción los sucesos que ocurren fuera del marco de la evolución natural del conjunto de los acontecimientos. Seguir leyendo Movimiento de la Historia (Jamal Halawa) حركة التاريخ

La anexión de Palestina podría estar más cerca de lo que se piensa

La anexión de Palestina podría estar más cerca de lo que se piensa

Michael Schaeffer Omer-Man.  +972 / Rebelión, 6 de enero de 2017.

Una tormenta total en la política doméstica israelí combinada con el cambio de guardia en Washington podría crear una oportunidad para que los que abogan por la anexión puedan finalmente hacer su movimiento

El deber del Consejo de Seguridad y sus Resoluciones incumplidas

Ramón Pedregal Casanova*

Una nación que coloniza, una civilización que justifica la colonización, y por lo tanto la fuerza, ya es una civilización enferma, una civilización moralmente contaminada, que irresistiblemente, de consecuencia en consecuencia, de negación en negación, llama a su Hitler, quiero decir, su castigo.”

Aimé Césaire. Discurso sobre el colonialismo, 1955.

No es la primera vez en que la relación del Mundo, desde la ONU, con Israel parecía que iba a cambiar, ha ocurrido en 86 ocasiones, todas fallidas. 86 Resoluciones de condena al ente israeli que éste ha despreciado y ha incumplido, 86 veces que se ha burlado abiertamente del organismo que le dio más de la mitad de Palestina. Fueron Resoluciones de condena por su invasión, por su limpieza étnica, por sus crímenes de guerra, el genocidio que ha realizado en Jerusalén, Cisjordania y Gaza desde 1948. Son 86 veces que se ha burlado abiertamente de la representación del Mundo, y el poder en la ONU ha consentido que se humille al pueblo palestino.

El día 23 de Diciembre pasado, el Mundo en la ONU se puso de acuerdo en su Consejo de Seguridad para condenar nuevamente a Israel. ¿Ahora qué medidas va a tomar para que Israel cumpla y se vaya de Palestina?.

Pero también ha habido otras ocasiones en las que Israel, ante la perspectiva de una posible Resolución contraria a su colonialismo, compraba los votos de los países; por ejemplo, el 1 de Enero de 2015 la misma prensa sionista se vanagloriaba de las maniobras que realizaron para impedir la última votación en su contra:

¨… el esfuerzo americano para obstaculizar la resolución palestina en el Consejo de Seguridad de la ONU que exige poner fin a la ¨ocupación¨ israelí en Cisjordania demuestra una vez más la importancia de mantener buenas relaciones con Washington.¨

Por otro lado, la abstención de los países africanos reflejó la importancia de la visita del Ministro del Exterior Avigdor Liberman al continente africano. … Diplomáticos israelíes comentaron que EE.UU. desempeñó un papel crucial en el esfuerzo para bloquear la resolución palestina que exige establecer un plazo para la retirada de Israel de los territorios a fin de establecer un Estado palestino sin negociaciones directas.

Estados Unidos desempeñó un papel muy importante”, dijo un funcionario de alto rango en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Jerusalén. “No sólo estaba dispuesto a vetar, sino que sus representantes colaboraron estrechamente con los diplomáticos israelíes a fin de evitar que se apruebe la decisión en el Consejo de Seguridad. Votaron en contra y siguieron aportando mediante llamadas telefónicas y mensajes.”

Además de la ayuda esencial por parte de Washington, los resultados de la votación del Consejo de Seguridad son un testimonio de los logros diplomáticos realizados por el Ministerio del Exterior dirigido por Avigdor Lieberman, quien marcó a África como objetivo en los esfuerzos diplomáticos. Las naciones africanas mostraron su lealtad en el momento de la verdad con el apoyo de Ruanda y Nigeria.

En representación del gobierno de Netanyahu, Lieberman inició una jornada diplomática en septiembre de 2009 en la que visitó Etiopía, Kenia, Ghana, Nigeria y Uganda. En junio de 2014, volvió a África y visitó Ruanda, Costa de Marfil, Ghana, Etiopía y Kenia. …

Nigeria fue indudablemente la nación clave.

La nación africana fue el noveno país que presuntamente iba a dar a los palestinos la mayoría necesaria en el Consejo de Seguridad de la ONU. Finalmente, Nigeria optó por abstenerse y al hacerlo, evitó que se aprobase la resolución unilateral palestina.

Altos funcionarios del Ministerio del Exterior ya habían comprendido que Nigeria le daría el noveno voto a los palestinos y que EE.UU. utilizaría su veto. Pero el caso fue distinto.

Lo que finalmente inclinó la balanza fue la llamada telefónica de Netanyahu al presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan¨, afirmó el funcionario. … Quedaba claro que Nigeria sería un país crucial para que los palestinos obtuviesen la mayoría necesaria.

Cabe señalar que hasta hace poco, Nigeria solía votar automáticamente a favor de los palestinos, por lo que esto marcó un cambio histórico en los patrones de votación del país.

Parte del cambio se relaciona con fortalecimiento de las relaciones entre Israel y Nigeria.

Más de 50 empresas israelíes operan en Nigeria en áreas de ingeniería civil, energía, comunicación e industrias de seguridad, entre otras.

Ruanda es otro país africano clave que colaboró con Israel para evitar que se apruebe la resolución palestina en la ONU – aunque su voto no fue una sorpresa. Israel mantiene muy buenas relaciones con Ruanda, especialmente entre Lieberman y su contraparte en Ruanda y entre Netanyahu y su homólogo en ese país.  Ambas naciones mantienen relaciones comerciales extensas y el Ministerio de Relaciones Exteriores a Ruanda en varias áreas.

Otro país que demostró ser un aliado leal de Israel es Lituania – que también se abstuvo de votar.

Funcionarios del Ministerio del Exterior comentaron que “Israel ha marcado a África como objetivo para sus esfuerzos diplomáticos, pero que las prioridades de los diplomáticos cambian en función de circunstancias regionales y mundiales. …¨ Una peor alternativa: Venezuela y Malasia se unieron al Consejo de Seguridad a partir del 1 de enero de 2015”.

En sus notas leemos su temor: en el nuevo Consejo de Seguridad están Venezuela y Malasia, luego el sionismo no tenía claro su futuro en la instancia internacional.

Es fácil ver el resultado: la víctima ha vencido al criminal de guerra. Ahora nos preguntamos, hasta el día 23 de Diciembre de 2016, ¿cuántas maniobras habrá intentado éste, cuántos chantajes a otros gobiernos, cuántas presiones y amenazas habrá ejercido?: es mentira que el dinero lo compra todo, le han salido en contra.

¿Sabe usted qué ha ocurrido, cuándo, dónde, cómo, por qué, y para qué sirve esa victoria del débil sobre el fuerte?.

Si cree haberse enterado por las televisiones, emisoras de radio y periódicos del régimen imperial se ha enterado poco:

Ninguno dice que Israel, el criminal de guerra, el fuerte, ha despreciado todas y cada una de las Resoluciones emitidas por la ONU y también por su Consejo de Seguridad, 86 en total. Ésta ha sido la última vez en que en el organismo internacional, el débil, Palestina, ha vencido. La votación del Consejo de Seguridad ha aprobado la exigencia a Israel de que “inmediata y completamente paralice toda actividad que tenga que ver con los asentamientos de colonos”, asentamientos ilegales mediante los cuales los racistas realizan su “limpieza étnica” o expulsión de la población nacional. Y bien, si no se lleva a cabo alguna medida para hacer cumplir la Resolución, ¿quién será el humillado?.

Cuando ha ocurrido por última vez, los sionistas se han mostrado sorprendidos, y han escandalizado, al tiempo se dedicaban a lloriquear, pero de inmediato reaccionaban insultando al mundo, lo han culpado del holocausto judío, … cuando ellos, los sionistas, colaboraban con los nazis, y por eso disponían de su propio cuerpo de ejercito dentro de la estructura nazi, y en la organización estatal nazi contaron con medallas militares en las que figuraba, figura, por una cara la “estrella de David” de la bandera de Israel, y por la otra cara la cruz gamada; y la acción militar y el apoyo al establecimiento del sionismo en tierra de Palestina, y la imagen simbólica de “pueblo sin tierra”, los hicieron más profundos mediante la colaboración económica en prestamos y asuntos comerciales entre las partes.

Y es que sus idearios comparten el concepto “supremacismo racial”, la condición de seres inferiores de toda la humanidad frente a ellos, su clasismo y mística teológica, su propósito de dominación imperial, … todo lo que esta detrás de lo condenado el día 23 de Diciembre de 2016, la causa fue que el sionismo lleva a la práctica con/en su ocupación y colonización de Palestina, un crimen de guerra, tomando como primer objetivo la capital de ésta, Jerusalén.

Dónde: en el Consejo de Seguridad de la ONU, que tiene que estudiar y aplicar o hacer cumplir las sanciones que se deben imponer por atentar contra la carta de las Naciones Unidas. El Tribunal Penal Internacional va a tener que entrar en materia en cuanto los representantes palestinos pongan en su mesa la documentación del caso. Las sentencias en base al Derecho Internacional pueden estar al caer. Nos volvemos a preguntar, ¿será cierto que el ente israelí y su régimen van a pagar por sus crímenes?.

El Cómo ha ido junto al Por qué: ahora el Consejo, uniéndose los países que se oponen al neocolonialismo y luchan por su soberanía, han hecho valer su voz contra quienes siguen cometiendo genocidio con el pueblo palestino. La propuesta contra el neocolonialismo de los asentamientos sionistas y la limpieza étnica fue hecha por Malasia, Senegal, Nueva Zelanda y Venezuela, y resultó aprobada.

La Resolución condenando a Israel se emitió el día 23, con la abstención estadounidense. Y en tan sólo 6 días y tras el ejercicio de fuerza de los grupos de presión sionistas, eso que llaman lobbys, cuando Netanyahu había dicho públicamente al régimen estadounidense, (¿o tenían acordado hacer papeles en apariencia distintos?): “Debe ser fiel a su palabra, o al menos lo será, y digo que no permitirá más resoluciones anti-israel en el Consejo de Seguridad y que debe parar este juego”, en tan sólo 6 días ya habían cambiado las tornas. Por las palabras de Netanyahu se deduce que sabía de antemano lo que iba a hacer el régimen de EEUU: “Debe ser fiel a su palabra, o al menos lo será, y digo que no permitirá más resoluciones anti-israel en el Consejo de Seguridad …”

Luego es muy probable que el destino de la Resolución sea el de la vía muerta. La pregunta: ¿Una humillación más para el pueblo palestino?.

La respuesta inmediata de Israel ha sido suspender relaciones con los gobiernos que han votado a favor, además han cortado los acuerdos comerciales que tenían con Senegal, dejan en suspenso viajes de representantes de otros países a Israel y de Israel al exterior, y además el gobierno israelí declara que va a incumplir la ley y va a construir otras 5.600 viviendas en territorio ocupado, de las que casi la mitad tiene el propósito de levantarlas en la capital, Jerusalén, además pretende chantajear al Mundo amenazando con salirse de la ONU y suspender los pagos que debe hacer por formar parte del organismo internacional.

En medio de ésto vuelve la escandalera sionista haciendo una llamada a los judíos franceses para que abandonen su país y se vayan a Palestina con el fin de hacer nuevas colonias. El motivo para el sionismo es que en París se celebrará el día 15 de Enero una Conferencia internacional para que se pongan en marcha, ¡otra vez!, las negociaciones entre el ente israelí y la representación de Palestina. ¿No se pretende hacer cumplir la Resolución sobre la creación del Estado de Palestina?

Pero la propuesta de diálogo entre las partes tampoco le interesa a los sionistas. Como puede verse lo único que interesa a Israel es impedir la creación del Estado Palestino, borrar del mapa y de cualquier documento el nombre del país que ocupan, reconducir el Derecho Internacional para hacer que responda tan sólo a sus intereses; es por eso por lo que Netanyahu, tras la votación en el Consejo de Seguridad, ha declarado que no va a haber Estado de Palestina.

El Estado de Israel pretende que los creyentes judíos del mundo se hagan cargo de sus crímenes, de los crímenes del sionismo, y quiere impedir que la condena de los pueblos siga avanzando y se les pueda juzgar.

Recojo escuetamente algunos datos que ofrece en su informe sobre el año 2.016 el centro Abdala Al Hurani, dedicado a investigar, documentar y exponer los resultados de la ocupación y colonización israelí:

Asesinatos: en 2016 el ejército colonial israelí ha asesinado a 134 ciudadanos y ciudadanas de Palestina; 34 niños fueron asesinados en controles militares en Cisjordania, controles militares que han ido aumentando conforme han ido creando asentamientos llegando en la actualidad a 472, con los que impiden la movilidad de los ciudadanos palestinos.

Heridos: han herido a 3.230 ciudadanos palestinos, entre ellos a 1.040 niños, el 60% de éstos ha sido por gases tóxicos, sobre todo en las proximidades del muro y en la frontera con Gaza.

Detenciones: han detenido a 6.970 ciudadanos y ciudadanas de Palestina en Cisjordania, en Jerusalén y Gaza, entre ellos 1.240 niños y niñas y 151 mujeres. Sólo en Jerusalén fueron detenidos 2.000.

Asentamientos: el gobierno sionista ha concedido más de 27.335 permisos para unidades de la colonización en fase de construcción o proyectos, es el 57% más que en el año 2015, la mayor parte en Jerusalén, sin olvidar la legalización de los focos de asentamientos sin previa autorización en Cisjordania.

Robo de tierras: en 2016 confiscaron 12.326 hectáreas en las zonas de Cisjordania y Jerusalén. También tienen previsto anexionar otras 62.000 hectáreas para asentamientos, lo que está dentro del marco que han establecido para que sea irrealizable el establecimiento del Estado Palestino.

Jerusalén: pretenden darle la vuelta demográficamente para destacar cada día más y en el futuro el carácter judío que imponen a la ciudad a través de los proyectos a gran escala en los barrios, a la vez que inversiones millonarias en infraestructuras. Los dos proyectos más peligrosos son el que denominan “Fachada de Jerusalén” y “Fachada Perla”, además de desarrollar un tren ligero y con la aprobación de un nuevo proyecto de 19.000 viviendas en la capital de Palestina.

Confiscaciones: han confiscado 2 edificios en la ciudad de Selwan. Han demolido 300 casas de palestinos y palestinas de Jerusalén, otras 1023 en Cisjordania, y tienen previsto, con aviso en regla, otras 657 demoliciones. Han confiscado otros cientos de casas e inmuebles y han subido los impuestos a la población palestina únicamente.

Tuneles bajo la mezquita de Al Aqsha: en su intención de deteriorar el lugar santo de la mezquita de Al Aqsha tienen en proyecto la perforación en su subsuelo y los alrededores para crear túneles de paso. Han impuesto numerosos controles para que los palestinos tengan todas las dificultades posibles si quieren acercarse a rezar a la mezquita.

Daños a la agricultura y la pesca: Han arrancado más de 6.500 olivos centenarios, almendros y cepas de vid. Son incontables las agresiones en Gaza a la agricultura y la población que vive de ella, así como a los medios de pesca y los pescadores, además de reducir a 6 millas el espacio de pesca.

Con ésta última son 87 las veces que se ha manifestado el mundo en la condena internacional a Israel. ¿Qué se va a hacer ahora?…

Por un lado la Autoridad Nacional Palestina debe luchar para que se cumpla la ley, y las fuerzas palestinas deberían estar unidas en el combate por la Independencia; por otro, después de tantas Resoluciones del Consejo de Seguridad incumplidas, cualquier ser humano con conciencia se ha sentido satisfecho por la última en favor de la víctima, en favor de la verdad, del Derecho Internacional, en favor del Convenio de Ginebra, … y se pregunta: ¿qué se va a hacer?, porque la cuestión no es sólo aprobarla, es sobre todo ejecutarla, para que se ponga fin a la barbarie en Palestina.

*Ramón Pedregal Casanova es autor de “Gaza 51 días”, “Dietario de crisis”, “Siete Novelas de la Memoria Histórica. Posfacios”. Es presidente de la Asociación Europea de Cooperación Internacional y Estudios Sociales AMANE.

10 éxitos del Boicot, Desinversión y Sanciones contra Israel en 2016

10 éxitos del Boicot, Desinversión y Sanciones contra Israel en 2016

Nora Barrows Friedman. La Haine, 4 de enero de 2017.

La editora de The Electronic Intifada Nora Barrows Friedman repasa algunas de las principales metas alcanzadas en el año 2016 por la campaña por el Boicot, Desinversión y Sanciones contra Israel.

Los crueles experimentos de la industria de armas de Israel

Los crueles experimentos de la industria de armas de Israel

Matt Kennard. Electronic Intifada / La Haine, 2 de enero de 2017.

La mentalidad sádica de los fabricantes de armas del régimen israelí y sus promotores. Para ellos los palestinos no son seres humanos sino sujetos de experimentos crueles

¿Qué se puede hacer con Israel? (Carlos Aznárez)

¿Qué se puede hacer con Israel?

Carlos Aznárez. Resumen Latinoamericano, 27 de diciembre de 2016.

La actitud del gobierno sionista israelí supera todos los límites de un comportamiento impune. No sólo no ha respetado ni cumplido ninguna de las resoluciones de la ONU a lo largo de los años sino que ahora se atreve, con total impudicia, a levantar la apuesta y amenazar y sancionar a cada uno de los países que votaron en su contra al referirse a seguir construyendo más viviendas para los colonos en tierra palestina ocupada.