UNA GUERRA MUNDIAL HA COMENZADO, ROMPAMOS EL SILENCIO

John Pilger*

(Versión editada de un discurso de John Pilger en la Universidad de Sydney, titulada “Una guerra mundial ha empezado”. Seguir a John Pilger en Twitter @johnpilger)

He estado filmando en las Islas Marshall, que se encuentran al norte de Australia, en medio del Oceano Pacífico. Siempre que digo a la gente donde he estado, preguntan, “¿Dónde está eso?”. Si doy una pista refiriéndome a “Bikini”, responden, “Quieres decir el traje de baño”.

Al parecer pocos conocen que al bañador se le llamó bikini para celebrar las explosiones nucleares que destruyeron la Isla Bikini. Sesenta y seis dispositivos nucleares fueron detonados por los Estados Unidos en las Islas Marshall entre 1946 y 1958- el equivalente diario a 1,6 veces las bombas de Hiroshima , durante 12 años.

Bikini está hoy en silencio, mutada y contaminada. Las palmeras crecen en una extraña formación de rejilla. Nada se mueve. No hay pájaros. Las lápidas del viejo cementerio están activas con radiación. Mis zapatos registraban “inseguridad” en un Contador Geiger.

Mientras que estaba en la playa, observaba como el verde esmeralda del Pacífico desaparecía hundiéndose en un gran agujero negro. Esto era el cráter que dejó la bomba de hidrógeno que llamaron “Bravo”. La explosión envenenó a las personas y su entorno a lo largo de cientos de millas, quizás para siempre.

En mi viaje de vuelta, desembarqué en el aeropuerto de Honolulu y vi una revista americana titulada “La Salud Femenina”. En la portada había una mujer sonriente en bañador bikini, y el titular era: “Tu, también puedes tener un cuerpo bikini”. Pocos días antes, en las Islas Marshall, había entrevistado a mujeres que tenían “cuerpos bikini” muy diferentes, todas habían sufrido cáncer de tiroides y otros cánceres que amenazaban su vida.

A diferencia de la mujer de la sonrisa de la revista, todas estaban degradadas: eran las víctimas y conejos de indias de una superpotencia rapaz que hoy en día es más peligrosa que nunca.

Relato esta experiencia como un aviso y para interrumpir la distracción que nos ha consumido a muchos de nosotros. El fundador de la propaganda moderna, Edward Bernays, describía este fenómeno como “la manipulación consciente e inteligente de hábitos y opiniones” en las sociedades democráticas. Lo llamaba un “gobierno invisible”.

¿Cuánta gente es consciente de que una guerra mundial ha comenzado? Actualmente, es una guerra de propaganda, de mentiras y distracción, pero esto puede cambiar instantáneamente con la primera orden equivocada, el primer misil.

En 2009 el presidente Obama se encontraba ante una multitud de adoradores en el centro de Praga, en el corazón de Europa. Se prometió hacer “el mundo libre de armas nucleares”. La gente le aclamaba y algunos gritaban. Un torrente de tópicos fluyó desde los medios de comunicación. Posteriormente se le otorgó a Obama el Premio Nobel de la Paz.

Fue una impostura. Estaba mintiendo.

La administración Obama ha fabricado más armas nucleares, más ojivas nucleares, más sistemas de vectores nucleares y más fábricas nucleares. Solamente el gasto de ojivas nucleares fue mayor con Obama que con ningún otro presidente americano. El coste durante treinta años es mayor de 1 billón de dólares.

Se están haciendo planes para una mini bomba nuclear. Se la conoce como la B61 Modelo 12. Nunca ha habido una cosa igual. El General James Cartwright, ex Vicepresidente de la Junta de Jefes de Estado Mayor, dijo: “ reducir el tamaño – hace la utilización de esta arma nuclear- más factible”.

En los últimos dieciocho meses está teniendo lugar -liderada por los Estados Unidos- la mayor concentración de fuerzas militares desde la Segunda Guerra Mundial a lo largo de la frontera occidental de Rusia. Desde que Hitler invadió la Unión Soviética nunca tropas extranjeras habían presentado semejante amenaza manifiesta para Rusia.

Ucrania -antes parte de la Unión Soviética- se ha convertido en un parque temático de la CIA. Después de haber orquestado un golpe en Kiev, Washington controla realmente un régimen que está al lado de Rusia y le es hostil: un régimen literalmente podrido de Nazis. Destacadas figuras parlamentarias de Ucrania son descendientes políticos de conocidos fascistas de la Organización de Nacionalistas Ucranianos (OUN) y el Ejercito Insurgente Ucraniano (UPA) (1). Alaban abiertamente a Hitler y exigen la persecución y expulsión de la minoría de habla rusa.

Raramente hay noticias de esto en Occidente, o se le da la vuelta para eludir la verdad.

En Letonia, Lituania y Estonia -vecinos de Rusia-, las fuerzas militares de USA están desplegando tropas de combate, tanques y armas pesadas. Esta provocación extrema a la segunda potencia mundial nuclear se está haciendo sigilosamente en Occidente.

Lo que hace la perspectiva de guerra nuclear aún más peligrosa es una campaña paralela contra China.

Apenas pasa un día en el que China no alcance el rango de “amenaza”. Según el Almirante Harry Harris, Jefe de las fuerzas estadounidenses en el Pacifico, China está “construyendo un gran muro de arena en el mar del sur de China”.

A lo que se refiere es que China construye pistas de aterrizaje en las Islas Spratly, que son objeto de disputa con las Filipinas; una disputa a la que no se había prestado atención hasta que Washington presionó y sobornó al gobierno de Manila y el Pentágono lanzó una campaña de propaganda llamada “libertad de navegación”.

¿Qué significa esto realmente? Esto significa libertad para que los buques de guerra americanos patrullen y dominen las aguas costeras de China. Imaginemos la reacción americana si los buques de guerra chinos hicieran lo mismo en la costa de California.

Hice una película llamada, «La Guerra Que Tu No Ves», en la cual entrevistaba a periodistas distinguidos en Estados Unidos y en Gran Bretaña : reporteros de la talla de Dan Rather de la CBS, Rageh Omar de la BBC y David Rose del Observer.

Todos ellos dijeron que si los periodistas y locutores hubieran hecho su trabajo y se hubieran cuestionado la propaganda de que Saddan Hussein poseía armas de destrucción masiva y que si las mentiras de George W. Bush y Tony Blair no hubieran sido amplificadas y repetidas por los periodistas, la invasión de 2003 de Irak podría haberse evitado y cientos de miles de hombres, mujeres y niños estarían hoy vivos.

La propaganda que prepara el terreno para una Guerra contra Rusia y/o China no es diferente en principio. Que yo sepa, ningún periodista de los medios principales de Occidente -por ejemplo, un equivalente a Dan Rather- se pregunta por qué China está construyendo pistas de aterrizaje en el mar del Sur de China.

La respuesta debería ser fulminante y obvia. Los Estados Unidos están cercando a China con una red de bases con misiles balísticos, grupos de combate y bombarderos con armas nucleares.

Este arco letal se extiende desde Australia hasta las islas del Pacífico, las Marianas y las Marshall y Guam hasta las Filipinas, Tailandia, Okinawa, Corea y atraviesa Eurasia hasta Afganistán e India. América ha puesto la soga al cuello de China. Estas no son noticias. Silencio de los medios de comunicación; guerra mediante los medios de comunicación.

En 2015, en alto secreto, los Estados Unidos y Australia realizaron el mayor ejercicio militar aereo-maritimo en la historia reciente, conocido como Talisman Saber. Su meta era ensayar un Plan de Batalla aereo-maritimo, bloqueando vías marítimas, como el Estrecho de Malaca y el de Lombok que cortan el acceso de China al petróleo, gas y otras materias primas vitales procedentes del Medio Oriente y Africa. (2)

En el circo conocido como campaña presidencial Americana, se presenta a Donald Trump como un lunático, un fascista. Es ciertamente odioso, pero es también una representación del odio para los medios. Solamente ese hecho debería provocar nuestro escepticismo.

Las opiniones de Trump sobre la migración son grotescas, pero no más grotescas que las de David Cameron. No es Trump quien es el Gran Deportador de los Estados Unidos, sino el ganador del Premio Nobel de la Paz, Barack Obama.

Según un gran comentador liberal, Trump está “desatando las fuerzas oscuras de la violencia” en los Estados Unidos.¿Desatándolas?

Este es el país en donde los niños pequeños disparan a sus madres y la policía libra una guerra asesina contra los norteamericanos negros. Este es el país que ha atacado e intentado derrocar a más de 50 gobiernos, muchos de ellos democracias y bombardeado desde Asia hasta el Medio Oriente, causando la muerte y desposesión de millones de personas.

Ningún país puede igualar este récord sistemático de violencia. La mayoría de las guerras de América ( casi todas contra países indefensos) no han sido emprendidas por presidentes republicanos sino por los liberales demócratas : Truman, Kennedy, Johnson, Carter, Clinton, Obama.

En 1947 una serie de directivas del Consejo Nacional de Seguridad, describían el objetivo supremo de la política americana como “un mundo sustancialmente modelado según la propia imagen (americana)”. La ideología era un Americanismo mesiánico. Todos éramos Americanos; de lo contrario, los heréticos serían convertidos, pervertidos, sobornados, corrompidos o aplastados.

Donald Trump es un síntoma de esto, pero es también un crítico. Dice que la invasión de Irak fue un acto criminal, no quiere ir a la guerra contra Rusia y China. El peligro para el resto de nosotros no es Trump sino Hillary Clinton. Ella no es crítica. Encarna la persistencia y la violencia de un sistema cuya alabada “excepcionalidad” es totalitarista, con una ocasional apariencia liberal.

A medida que la elección presidencial se acerca, Clinton será aclamada como la primera mujer presidenta, sin considerar sus crímenes ni sus mentiras -igual que Barack Obama fue elogiado como el primer presidente negro y los liberales se tragaron sus disparates sobre la “esperanza”. Y la estupidez continúa.

Descrito por el columnista del Guardian, Owen Jones, como “divertido, encantador, con una frialdad que se escapa prácticamente a cualquier otro político”, Obama al día siguiente envió drones para matar a 150 personas en Somalia. Asesina a gente habitualmente los Martes, según el New York Times, cuando le entregan una lista de candidatos a la muerte por drone. Muy frío.

En la campaña presidencial de 2008 Hillary Clinton amenazó con “arrasar totalmente” Irán con armas nucleares. Como Secretaria de Estado de Obama participó en el derrocamiento del gobierno democrático de Honduras. Contribuyó a la destrucción de Libia casi con regocijo. Cuando el líder libio, el Coronel Gadafi, fue públicamente sodomizado con un cuchillo -un crimen que la logística norteamericana hizo posible- Clinton se deleitaba con su muerte con esta expresión: “Vinimos, vimos y murió”.

Una de las aliadas más cercanas a Clinton es Madeleine Albright, la anterior secretaria de Estado, que ha atacado a las mujeres jóvenes por no apoyar a “Hillary”. Es la misma Madeleine Albright quien de una manera infame celebraba en TV la muerte de medio millón de niños iraquíes como “que vale la pena”.

Entre los mayores partidarios de Clinton están el lobby de Israel y las compañías de armamento que impulsan la violencia en el Medio Oriente. Ella y su marido han recibido una fortuna de Wall Street. Y aun así, está a punto de ser designada la candidata de las mujeres para quitar de enmedio al maligno Trump, el demonio oficial. Entre sus fans se incluyen feministas distinguidas: personas como Gloria Steinem en Estados Unidos y Anne Summers en Australia.

Desde hace una generación, un culto post moderno llamado ahora “política identitaria” impide a mucha gente inteligente y de talante liberal examinar las causas y los individuos a los que apoyan – tales como a los embaucadores Obama y Clinton; tales como a los falsos movimientos progresistas como Syriza en Grecia, que han traicionado a la gente de ese país y se han aliado con sus enemigos.

El ensimismamiento, una especie de “yo-ismo”, se convirtió en el espíritu de la época en las sociedades occidentales privilegiadas y señaló el final de grandes movimientos colectivos contra la guerra, la injusticia social, la desigualdad, el racismo y el sexismo.

Hoy día, el largo sueño quizás ha pasado. Los jóvenes se están agitando de nuevo. Poco a poco. Los millares que en Gran Bretaña apoyan a Jeremy Corbyn como líder laborista son parte de este despertar, así como los que se organizaron para apoyar al senador Bernie Sanders.

En Gran Bretaña la semana pasada, el aliado más cercado de Jeremy Corbyn, su tesorero «en la sombra» John McDonnell, prometía un gobierno laborista que pagaría las deudas de los bancos piratas y en efecto, continuaría con la denominada austeridad.

En Estados Unidos, Bernie Sanders ha prometido apoyar a Clinton si es nominada. Él también ha votado por el empleo de la violencia por los EEUU contra otros países cuando cree que es lo adecuado. Sostiene que Obama ha hecho “un gran trabajo”.

En Australia, hay una especie de política mortuoria, en la cual los tediosos juegos parlamentarios se representan en los medios mientras los refugiados y los Indígenas son perseguidos y la desigualdad crece junto al peligro de guerra. El gobierno de Malcolm Tumbull acaba de anunciar un presupuesto denominado «de defensa» de 195.000 millones de dólares que es una carrera hacia la guerra. No hubo ningún debate. Silencio.

¿Que ha sido de la gran tradición de acción directa popular y sin limitaciones por los partidos? ¿Donde están el valor, la imaginación y el compromiso requeridos para comenzar el largo viaje hacia un mundo mejor, justo y pacífico? ¿Donde están los disidentes en el arte, el cine, el teatro y la literatura?.

¿Dónde están esos que romperán el silencio? ¿O tendremos que esperar a que se dispare el primer misil nuclear?


(Versión original, en inglés, en: http://johnpilger.com/articles/a-world-war-has-begun-break-the-silence-)

Notas del traductor:

(1).- UPA : Se fundó el 14 de octubre de 1942 en Volinia. El UPA era la rama militar de la Organización de Nacionalistas Ucranianos (OUN). La meta principal del UPA era alcanzar la independencia de Ucrania.

(2).-

  1.  La participación de la armada española: El buque de aprovisionamiento de combate ‘Cantabria’ finaliza su participación en los ejercicios ‘Talisman Saber 2013’.Después de casi un mes en la mar, ha suministrado 3.000.000 de litros de combustible a los buques y aeronaves que han participado en estas maniobras: http://www.armada.mde.es/ArmadaPortal/page/Portal/ArmadaEspannola/conocenos_noticias/prefLang_es/00_noticias–2013–07–NT-153-CANTABRIA-TALISMAN-SABER-2013_es?_selectedNodeID=1302144&_pageAction=selectItem
  2.  ¿Están preparándose EE.UU. y Australia para una guerra contra China?: El Gobierno de Obama planea utilizar Australia como base fundamental de sus operaciones en caso de que estalle una guerra con China. Prueba de ello son los importantes ejercicios militares conjuntos que realizan en el marco de un programa bienal: https://actualidad.rt.com/actualidad/view/101276-eeuu-china-australia-guerra-ejercicios

*John Richard Pilger es un periodista australiano residente en el Reino Unido desde 1962. Fue corresponsal de guerra en Vietnam. Pilger ha sido muy crítico con la política exterior Americana, Inglesa y Australiana. También ha sido crítico con el tratamiento de su país a los indígenas australianos.


Traducido para el Foro Contra la Guerra Imperialista y la OTAN por Nuria Blanco de Andrés.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.