Obama se Prepara de Nuevo para la Guerra en Libia

Jack Smith*

Casi 5 años después de que USA, Gran Bretaña y Francia lanzaran una campaña de bombardeos contra el gobierno Libio para provocar un cambio de régimen, estos mismos países contemplan una reanudación de la guerra que ellos creían ganada cuando las fuerzas rebeldes, a las que apoyaron , torturaron grotescamente hasta la muerte al líder, el coronel Muammar el Gaddafi.

El resultado actual en Libia es de un completo desorden. Pero en ese momento, la anterior Secretaria de Estado Hillary Clinton -destacada defensora de los bombardeos y que justifica el acto hasta hoy en día- estaba extasiada al pronunciar la noticia de la muerte de Gadafi cuando apareció en una charla televisiva. Riéndose gritó ante las cámaras: “¡Vinimos, vimos y murió!”.

Ahora nadie se ríe en Washington. El presidente Obama vino, vio y creó justamente lo opuesto de lo que él buscaba, un resultado no habitual para las Administraciones de Obama y Bush en el Medio Oriente. En lugar de un gobierno flexible dispuesto a cumplir las órdenes de Washington y su legión extranjera de la OTAN, ha habido un estallido de guerra civil y yihadismo sunita.

Los Estados Unidos y la ONU han luchado durante meses para unir las dos facciones en Libia que reclaman el gobierno del país. El 1 de Febrero la facción que ha sido reconocida por los Estados Unidos y muchas naciones rechazó unirse a su colega. La confusión en Libia originada por el derrocamiento de 2011 ha permitido al Estado Islámico (IS), fortalecerse y ocupar varios territorios.

La agencia France-Presse informaba el 29 de Enero: “Barack Obama ha pedido a asesores clave elaborar opciones para vigorizar la lucha contra el grupo del Estado Islámico, incluyendo abrir un nuevo frente en Libia… Las opciones posibles parece que se extienden desde intensificar los ataques aéreos hasta la participación de una fuerza terrestre apoyada por la ONU que ayudaría a coger a los 3.000 combatientes estimados del Estado Islámico en Libia. .. El Departamento de Defensa anunció que permanecía preparado para realizar la gama completa requerida de operaciones militares”.

Los Estados Unidos y Francia se están preparando para la “acción militar decisiva” en Libia contra el EI, de acuerdo a una declaración del 22 de Enero realizada por Jospeh F. Dunford Jr. Presidente de la Junta de jefes del Estado Mayor. Dijo que una decisión final se tomaría en cuestión de semanas y el presidente Obama “ha dejado claro que tenemos la autoridad de utilizar la fuera militar”.

El New York Times informaba el 23 de Enero: “Los equipos británicos y estadounidenses de operaciones especiales han estado llevando a cabo durante meses misiones clandestinas de reconocimiento en Libia para identificar a los líderes militantes y detectar sus redes. Equipos diferentes de las fuerzas americanas de operaciones especiales han intentado durante el año pasado cortejar aliados de entre un mosaico de milicias libias que siguen inestables, irresponsables, escasamente organizados y divididos por región y tribu.

Agentes de la inteligencia señalaron: “En semanas recientes los mandos militares han intensificado sus avisos sobre la amenaza del Estado Islámico en Libia, donde las funcionarios occidentales creen que el grupo tiene ahora alrededor de 3,000 combatientes. Cada semana llegan a Libia reclutas en tropel, puesto que viajar hacia Irak o Siria se ha puesto más difícil por los controles en la frontera de Turquía con Siria.

El 27 de Enero el periódico Times declaraba en un editorial: “Esta importante escalada está planificada sin un debate minucioso en el Congreso en cuanto a las ventajas y riesgos de una campaña militar que prevé emplear ataques aéreos e incursiones por las tropas de élite Americanas. Esto es profundamente preocupante. Una nueva intervención militar en Libia representaría una progresión significativa de una guerra que podría fácilmente extenderse a otros países del continente”.

El analista de Stratford (*) Scott Steward predijo con un mes de antelación al primer ataque USA/OTAN, en Marzo de 2011, que se produciría el caos. Ahora, el 27 de Enero, relataba: “Cuando los Estados Unidos y sus aliados europeos y regionales se preparan para intervenir en Libia, deberían tener la posibilidad de reducir la habilidad yihadista para controlar abiertamente el territorio”. No obstante, se enfrentarán al mismo desafío de 2011: construir un sistema político estable a partir de restos destruidos de lo que una vez fue un país. Ahora Libia es un mosaico de territorios controlados por señores de la guerra de diferentes etnias, tribus y regiones. Los últimos cinco años de contienda han causado importantes feudos de odio y sangre entre las facciones en concurrencia, que solo aumentarán los desafíos futuros.

El 28 de Enero, Al Jazeera informaba: “Aprovechando el caos y las grandes franjas de territorio sin gobierno a causa de la guerra civil libia, el Estado Islámico ha establecido allí tres provincias (wilayat) separadas desde finales de 2014- Tarablus a lo largo de la costa occidental, Fezzan en el sudoeste y Barqah en el este, con la ciudad costera clave de Sirte que funciona como la capital de Libia. Como su grupo original en Siria e Irak, el EI en Libia ha subido a internet pruebas en vídeo de sus atrocidades, incluyendo decapitaciones en masa de cristianos egipcios, etíopes y eritreos.

¿Por qué no deberían sorprendernos las escaladas militares adicionales de Estados Unidos en el Medio Oriente y la probabilidad de muchas más por llegar? La guerra en Afghanistan de la Adminisración Bush en 2001 aún continúa y no finalizará con una victoria militar de Estados Unidos.

La invasión ilegal de Irak realizada en 2003 por Washington aún continua en su segunda encarnación insoportable. El presidente Obama exige el cambio de régimen en Siria y el apoyo a los rebeldes ha transformado este país en una carnicería, que ha arrojado un resultado de hasta 250.000 muertes y millones de refugiados. La invasión del año pasado de Arabía Saudí en Yemen, apoyada y equipada por Estados Unidos, aún continua, sin un final próximo. Y el presidente Obama sigue aprobando una lista semanal (“Kill List”) de blancos humanos para ser asesinados por sus drones de guerra.

Washington ha estado implicado política y militarmente en el Medio Oriente desde hace más de 70 años. Ha derrocado gobiernos e invadido países para reforzar su autoridad regional. Durante este tiempo ha apoyado a una plétora de dictadores, trabajando con ellos durante años para destruir virtualmente toda la izquierda política y el liberalismo de la región.

En la ausencia de una oposición política interna fuerte y racional para efectuar un cambio político progresivo y proteger sus países de la influencia y depredaciones del imperialismo occidental, el fascista-religioso EI y otros fanáticos fundamentalistas suníes representan -distorsionada y atrasada- la única oposición a la dominación de Estados Unidos. Esta no es realmente la respuesta a los graves problemas que afectan a la gente y a los países de la región.

El Sistema político estadounidense, como la dinastía Borbón en Francia, no ha aprendido nada ni ha olvidado nada después de todas estos decenios de penetración profunda en el Medio Oriente apoyando regímenes reaccionarios, provocando las muertes de más de un millón de personas y la destrucción de sociedades enteras.

A juzgar por la situación política actual de Estados Unidos, Washington en el futuro previsible continuará apoyando dictaduras y combatiendo en guerras sin fin para asegurar su “liderazgo” regional, palabra clave de Obama para la dominación americana. Actualmente da la impresión de que el “liderazgo” de Estados Unidos no está siendo respetado en Libia, así que vamos allá, otra vez. Solamente un movimiento masivo político e ilustrado de paz en los Estados Unidos puede parar este ciclo continuo de agresión y caos.

Notas de la traducción:

(*) Straford es una revista de análisis geopolítico: https://www.stratfor.com/. La revista Barron´s la califica de “la CIA en la sombra” , ver Wikipedia. https://es.wikipedia.org/wiki/Stratfor


 

*Jack A. Smith es editor del Activist Newsletter.

Publicado inicialmente en inglés, en Counterpunch, el 5 de febrero de 2016: http://www.counterpunch.org/2016/02/05/obama-readies-to-fight-in-libya-again/

Traducido para el Foro Contra la Guerra Imperialista y la OTAN por Nuria Blanco de Andrés

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .