“El problema de EEUU no es un problema militar con Corea, sino que es un problema económico con China, entre otras cosas. Una guerra económica realmente.”

Entrevista a Mikel Vivanko, Delegado Oficial de la Asociación de Amistad con Corea (KFA) en el Estado español, y Director del Grupo de Estudio de la Idea Juche (GEIJ) de Madrid.

Ramón Pedregal Casanova*

¿Cuándo la propaganda, las presiones políticas, económicas y militares de la dictadura imperial se hace aplastante?: cuando hay algún pueblo que no se le somete. Ante la oportunidad de dialogar con el representante de la Asociación de Amistad con Corea (KFA), he puesto el cuaderno de campo. Hoy hemos recorrido desde la política internacional hasta la vida social. Corea, con un significado internacional de grandes dimensiones debido a la repercusión de su decidida autodefensa ante el mayor enemigo del mundo, está lanzando un mensaje fundamental a los pueblos: hay que fortalecerse en todos los ámbitos.

1. ¿Qué ha ocurrido en Corea con motivo de los Juegos Olímpicos de Invierno?

Respuesta.- Al hilo de los Juegos Olímpicos nos ha parecido muy importante el Mensaje de Año Nuevo del Mariscal Kim Jong Un. Ha sido a raíz ello que desde el Sur se han animado a hacer un esfuerzo de acercamiento pensando en la tan ansiada Reunificación de la Península. También ha sido importante el que hubiese dejado de presidir Corea del Sur la anterior presidenta, Park Geun-hye, que está metida en juicios, condenas, dimisiones y cesiones por corrupción. El partido anterior era un partido heredero de las juntas militares de los años 60, una régimen brutal, y ahora parece que está habiendo pequeños cambios. Sigue habiendo protestas en las calles de Corea del Sur contra la ocupación militar yanqui y la actitud del gobierno al respecto.

Lo que nos parece muy relevante es la importancia estratégica que tiene la República Popular Democrática de Corea, en cuanto a bloques hegemónicos a nivel internacional, y la zona Asia-Pacífico en particular. Nosotros pensamos que el problema de Estados Unidos no es un problema militar con Corea, sino que es un problema económico con China, entre otras cosas. Una guerra económica realmente. El liderazgo de un país fuerte como es la RPDC ha hecho posible el sentarse a hablar aprovechando que fueron los Juegos Olímpicos de Invierno en Corea del Sur.

Hemos visto un par de debilidades por parte del gobierno surcoreano: fue como consecuencia del Mensaje del Mariscal el que se aceptó una reunión para negociar, y a las pocas horas el presidente surcoreano, Moon Jae In, dijo que todo ello estaba siendo posible… ¡gracias al liderazgo del Presidente Donald Trump! Nos parece que la frase es, cuando menos, mentira, y que probablemente se haya recibido un toque de atención para que se suelte.

El caso es que, en el momento en que los yanquis desaparecen de la ecuación, las cosas empiezan a funcionar en Corea, de ahí lo vital de llevar adelante la Reunificación sin injerencia extranjera. La idea más avanzada sería la que propuso en su día el Presidente Kim Il Sung, la creación de un país con dos sistemas: una Confederación Democrática de Koryo.

Por ejemplo, en las últimas conversaciones a seis bandas (Corea del Norte, Corea del Sur, Japón, China, Rusia y Estados Unidos), la RPDC no fue invitada, y por primera vez no se celebraron en ninguno de los países implicados (fue en Singapur); se habla de Corea pero sin Corea, una cosa ridícula, pues de ahí no puede salir nada.

En los Juegos Olímpicos ha habido detalles notables: viajó al Sur una delegación de alto nivel de la RPDC con el Presidente de la Asamblea Popular Suprema, Camarada Kim Yong Nam, al frente; y a su vez una delegación del Sur viajó al Norte. Ha habido entrenamientos y equipos deportivos conjuntos, las dos Coreas desfilaron juntas en las ceremonias de apertura y clausura (con la bandera de la Unificación, que es blanca con la Península de Corea completa en azul), actuaciones culturales, etc.

Esto debería ser un punto de partida para empezar a tratar temas de comunicación directa entre las dos Coreas, el transporte, la reunión de familias separadas por la guerra, etc. Y también el regreso de personas norcoreanas secuestradas por el Sur, como el caso de 12 chicas que fueron raptadas hace ya casi dos años en Pekín, donde trabajaban en un restaurante, y llevadas a Seúl, algo de lo que no se está informando en absoluto. Las chicas se pusieron en huelga de hambre para exigir su regreso a la RPDC y una de ellas (la más joven, menor de edad), murió en la protesta. Sus padres luchan por poder ir a verlas, al menos. Esto es algo muy común: las supuestas “deserciones” de ciudadanos norcoreanos son sencillamente secuestros de los servicios secretos surcoreanos. Nosotros creamos en su día un blog al respecto: https://stopkidnappings.wordpress.com/

2. Los yanquis están de maniobras conjuntas durante meses en la frontera de Corea del Norte, con otros países como Corea del Sur, Japón, Colombia, Australia… ¿Qué hacen ahí? El grado de tensión es muy alto, ¿qué puede ocurrir? ¿Cuál es la actitud de Corea del Norte?

El que los yanquis y esos países estén en la Península es por una posición de fuerza, una amenaza y provocación continua. Entre otras maniobras, hasta hace poco se ensayaba el lanzamiento de una bomba atómica sobre Pyongyang.

Aprovechando los JJOO, Estados Unidos ha llevado a la zona el portaaviones nuclear “Ronald Reagan”, y desplegaron sus fuerzas especiales en Seúl, que son las que utilizan los yanquis en macro-eventos nacionales, con francotiradores y todo. Es una situación de absoluta ocupación militar, y de sumisión por parte de las autoridades locales.

Las maniobras militares se hacen todos los años y algunas duran hasta tres meses. Con los JJ.OO. se cancelaron, pero se van a reanudar. Con el tiempo vemos que cada vez hay más países que se implican. Hace poco en Canadá se han reunido los países que “lucharon contra el bloque soviético” en la Guerra de Corea: Estados Unidos, Australia, Colombia, Canadá, etc. Sus conclusiones son las de siempre: aumentar las sanciones sobre Corea.

Donald Trump, en pleno ambiente de absoluta distensión y estado de calma y paz en la zona, decidió imponer las sanciones más duras en toda su historia a la RPDC, con lo cual queda claro que da igual lo que haga Corea: las sanciones llegan sin ninguna razón.

Pero llevamos años sabiendo que en Corea del Sur la gente está harta, hay establecimientos que prohíben la entrada a estadounidenses, nadie les acepta ya, nadie les quiere. Las leyes surcoreanas no se aplican a los yanquis: los casos de asesinatos, violaciones y otros delitos por parte de los marines son muy numerosos. Lo único que se hace es trasladar a los implicados a otras bases.

El Norte está preparado para lo que sea, la gente está muy concienciada, saben que en cualquier momento puede pasar lo peor. La RPDC es una sociedad muy politizada, y una sociedad armada, todo el mundo tiene instrucción militar y las armas están al alcance de las Masas.

La RPDC es un país fuerte, tiene una actitud firme y clara, que en lo militar es siempre defensiva. Su desarrollo armamentístico es un desarrollo paralelo, no puede dejar de tener lo mismo con lo que es amenazada por el enemigo, porque entonces estaría en peligro su mera existencia. Hay que recordar que durante la Guerra de Corea, Pyongyang quedó reducida a nivel de tierra, solo quedaron dos edificios en pie. Corea perdió cerca del 30% de su población (como comparación, durante la Segunda Guerra Mundial el Reino Unido perdió el 0,94% de su población, Francia perdió el 1,35%, China el 1,89% y Estados Unidos el 0,32%).

3. ¿Cómo afectan las sanciones? Lo que se escucha es que si se suma China las sanciones son efectivas, que Rusia también ha dejado de comprar carbón… ¿En qué situación se encuentra Corea del Norte?

Las sanciones afectan sobre todo a la población, porque a nivel económico en general a RPDC es autárquica, totalmente autosuficiente.

En lo que se refiere a China y Rusia, a veces votan que sí y a veces que no. Normalmente las acatan, aunque después de hecho las ignoren. Rusia le está comprando carbón a Corea. China dijo que en un mes iban a irse todas las empresas chinas de Corea e iban a expulsar a las empresas coreanas de China, pero eso no está pasando.

4. ¿Cómo lo percibe la gente?

Los coreanos y las coreanas saben perfectamente lo que ocurre, identifican al enemigo, están al tanto de la política exterior. Hace ya tiempo, un camarada vivió un corte de luz en Pyongyang, y la gente decía “¡malditos yanquis!”: si se va la luz, está claro de quién es la culpa. Pero yo no viví ningún tipo de corte cuando estuve allá, y no vi absolutamente ninguna carencia.

El salto económico de la RPDC está siendo espectacular, y eso es algo que se nota día a día. Cada vez que un camarada viaja allí, cotejamos la información y comprobamos las grandes diferencias positivas que se producen en el país, de año en año, de mes en mes.

Las sanciones fastidian, pero la RPDC tiene sus fórmulas para aguantar. Por ejemplo, la zona norte de la península es muy rocosa, con lo que se pone mucho énfasis para que cualquier lugar donde se puedan plantar alimentos se dedique a ello, es una gran planificación. No se le da prioridad al algodón, con lo que se visten con minerales: poseen una tela que se llama “Vinalón”, que se extrae de una combinación de antracita y caliza. Los alemanes se llevaron la fórmula en su día, pero desecharon el proyecto de comercializarla porque consumía muchísima energía, y además no existía competitividad con el producto. Eso a los coreanos les da igual, la ropa es gratis en Corea, la proporciona el Estado. La RPDC tuvo sus problemas entre 1997 y 2000, época en la que hubo carencias, pero eso no volverá a suceder.

5. ¿Qué ocurrió en ese período?

Se llama la Ardua Marcha. En los años 80 la RPDC era la tercera potencia socialista, después de la URSS y la RDA, y a nivel mundial era la séptima economía. Pero cuando cae el bloque socialista, la RPDC, que no estaba alineada, se quedó sola. A mediados de los 90 pasaron varias cosas: murió el Presidente Kim Il Sung (que para la nación fue un mazazo muy fuerte), hubo desastres naturales (sequías seguidas de lluvias torrenciales), y las sanciones económicas se multiplicaron y se endurecieron. Corea se queda sin divisa con la que comerciar.

Cuando yo estuve en la RPDC, nos dio una charla una camarada de la Asociación de Científicos Sociales. Nos comentó que ella estuvo en una de las delegaciones que viajaron a países amigos durante la Ardua Marcha, no tanto a pedir ayuda y solidaridad recíproca, que también, sino a hacer comercio, lo que habían hecho toda la vida con países como China, Vietnam, Mongolia, etc. En todos lados les dijeron que sí, se firmaron acuerdos, se envió lo pedido por parte de Corea, y por su parte en la RPDC todavía están esperando. Los barcos que llevaban lo acordado no podían llegar a la Península Coreana porque la “policía del mundo” los detenía. Pero bueno, a partir del 2000 la situación se estabiliza, y hubo un despegue económico espectacular.

6. Pero habían sufrido sanciones antes…

Sí, las sanciones contra Corea son más antiguas que las de, por ejemplo, Cuba. La RPDC se fundó en 1948, y desde ese momento ya se imponen sanciones. En un momento dado, Corea incluso abandona su programa nuclear, Bill Clinton daba buenas palabras. EE.UU. no puede soportar el ver que un país realmente socialista, donde los medios de producción están en manos de las Masas, y donde existe el bien común, funcione, y funcione bien. Solemos decir que una RPDC sin sanciones… ni nos podemos imaginar hasta dónde podría llegar.

7. ¿Cómo se ve el futuro?

En Corea, a nivel interno, va a continuar afianzándose el socialismo independiente, a la manera coreana, dando prioridad al bienestar de las Masas.

Desde el punto de vista internacionalista, la RPDC siempre ha trabajado a favor de la Reunificación de Corea.

8. ¿Corea está muy aislada?

Por supuesto que no, Corea no está sola en el mundo. Hay muy buena relación con muchos países vecinos, también de África, de América Latina, con países del tercer mundo y en desarrollo. Por ejemplo el Presidente Kim Il Sung tiene calles, plazas o universidades dedicadas en Zimbabwe, Siria, Mozambique, Congo, Senegal, Nigeria, etc.

9. En los organismos internacionales, ¿cómo se mueve Corea?

Tiene participación activa en ellos, el problema viene cuando ciertos países, entre ellos el Estado español, ponen trabas a las relaciones diplomáticas, expulsando a embajadores y representantes comerciales, u obstaculizando y negando el visado a delegaciones de amistad. De nuevo la orden viene de su amo, y eso no ayuda a nadie.

10. ¿Se puede viajar a Corea del Norte?

Por supuesto, sin ningún problema. Nosotros desde la KFA organizamos varios viajes todos los años. Hay muchas agencias de viajes que también ofertan la RPDC, aunque por supuesto todo está centralizado, tienen que estar homologadas por la Agencia Estatal de Turismo de Pyongyang. Lo normal es pasar por Pekín, y hay que ir con visado. Nosotros siempre estamos animando a ir, es como realmente se conoce Corea.

Es verdad que antes Corea era mucho más hermética y a lo largo de su historia tiene esa mística de “el reino ermitaño”; ha habido épocas en las que ir allí era más complicado, pero ahora eso ha cambiado, se está abriendo más al mundo, sacando informes sobre turismo, inversiones, etc.

11. ¿Cómo es la vida diaria de los y las coreanas?

Normalmente trabajan de lunes a jueves ocho horas, y el viernes es trabajo voluntario, se cambia totalmente de ocupación, del campo van a la ciudad y viceversa. Los sábados están destinados al estudio, que es obligatorio toda la vida, la gente va a las bibliotecas, museos, centros culturales, ópera, circo, etc. Los domingos es festivo. Las mañanas en Pyongyang son tranquilas, la niebla matinal, la música que llega de la estación central de ferrocarril, que sirve para que vayas despertando, hasta que suena la Sirena del Trabajo, que da mucho ánimo para empezar el día. Los pioneros tocan música para la gente que espera al autobús, los camiones de soldados del Ejército Popular animan a todos a su vez al pasar, con gritos de alegría…

Escribí al respecto una detallada crónica que puede ser consultada aquí: https://ideajuchemadrid.com/2016/10/13/cronica-de-un-viaje-a-la-republica-popular-democratica-de-corea/

12. ¿Quieres añadir algo más?

Pues que seguimos adelante, y que no pararemos, sencillamente porque no podemos parar. Actualmente, Corea es una línea de defensa, es lo que separa la independencia y el socialismo del imperialismo y la barbarie capitalista brutal. Considero que los revolucionarios del mundo debemos solidarizarnos con el Pueblo Coreano, un pueblo luchador, digno y feliz.

Mikel Vivanko, Delegado Oficial de la Asociación de Amistad con Corea (KFA) en el Estado español, muchas gracias por la información. Recibe mi solidaridad con el pueblo de Corea.

Muchísimas gracias a ti por esta oportunidad. Seguimos!
Más información escribiendo a: spain@korea-dpr.info


*Ramón Pedregal Casanova, es autor de los libros: “Gaza 51 días”, “Palestina. Crónicas de vida y Resistencia”, “Dietario de Crisis”, “Belver Yin en la perspectiva de género y Jesús Ferrero”, y “Siete Novelas de la Memoria Histórica. Posfacios”. Presidente de la Asociación Europea de Cooperación Internacional y Estudios Sociales AMANE. Miembro de la Comisión Europea de Apoyo a los Prisioneros Palestinos.

Un comentario en ““El problema de EEUU no es un problema militar con Corea, sino que es un problema económico con China, entre otras cosas. Una guerra económica realmente.””

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.