La fortaleza de la Resistencia Palestina unida es ejemplar, la solidaridad también (Ramón Pedregal Casanova)

Ramón Pedregal Casanova*

La debilidad física y las numerosas afecciones debidas al hambre, una y otras causadas por Israel a los prisioneros y prisioneras de Palestina, ha llevado a un número creciente de quienes permanecen en cautividad a un estado de postración que sus carceleros no podían dejar pasar, y los han puesto en hospitales de campaña levantados en patios y administraciones de cada prisión. Parece probable que van a empezar ya, si no han empezado, con la alimentación forzada, tortura cuya condena se hace expresa en Acuerdos, Tratados y Organismos y Tribunales Internacionales. La ocultación de tales hechos es máxima hasta ahora, luego se conocerá más adelante y deben ser los Órganos Supremos de Justicia quienes se ocupen de los responsables, tanto políticos como quienes realizan esa práctica delincuencial.

Pero eso también es la prueba de la fortaleza política y ética de la Resistencia Palestina unida.

Entre otras maniobras psicológicas para romper la huelga de hambre los médicos sionistas invitan a los prisioneros palestinos a comidas variadas y les ofrecen tratamientos de recuperación, pero el rechazo a tales intentos de que traicionen a sus compañeros y compañeras ha sido total y absoluto. Los prisioneros y prisioneras de Palestina quieren que los ocupantes de su país respeten sus Derechos. Ante eso la represión ha sido inmediata y el régimen de la empresa sionista ha desencadenado el castigo de mandarlos de prisión en prisión y su enterramiento en celdas de castigo. A tanto desprecio por los Derechos de los prisioneros se ha venido a añadir la burla que ha hecho de ellos y ellas, de los Derechos Humanos y de quienes nos reconocemos en tales, la cadena Pizza Hut, mostrando a un prisionero en huelga y diciéndole que comiese pizza. La respuesta de la solidaridad ha sido pedir el boicot Pizza Hut. La lucha se da en todos los frentes.

El Comité Nacional de los Prisioneros ha declarado que “el gobierno de la ocupación trata a los huelguistas con crueldad y salvajismo en la medida en que está dispuesto a agotar completamente su salud y llevarlos a la muerte. El Servicio Penitenciario Israelí realiza inspecciones diarias con perros policía y derrama agua sobre los prisioneros en lugar de dársela para beber. En varias prisiones, como en la de Ayalon, los sionistas han impedido la entrada de agua potable”.

En el día 25 de su huelga de hambre pasan por una situación sumamente delicada como consecuencia de las medidas de castigo del sionismo, sufren dolores irrefrenables en todo el cuerpo, paralizaciones de miembros, pérdidas de visión, vómitos de sangre, alteraciones graves del corazón, deshidrataciones con el consiguiente desgaste, la tensión sumamente baja, a lo que se añaden todo tipo de vejaciones que denigran la condición humana.

Si el llamamiento internacional de solidaridad con los prisioneros y las prisioneras de Palestina, -sindicatos palestinos a sindicatos de todos los países, organizaciones políticas y de Derechos Humanos a representantes políticos y organismos internacionales, las gentes solidarias a sus pueblos- si el compromiso en el mundo con los prisioneros y prisioneras de Palestina no cesa, la solidez de su lucha adquiere la relevancia por la que trabaja el Comité Nacional de Apoyo a los Prisioneros, que no ha dejado de programar la actividad de la Resistencia para defender a quienes bajo el peso de sus condenas, han asumido la responsabilidad de la unión por Palestina con la herramienta de la huelga de hambre. El programa del Comité Nacional para ésta semana, del 6 al 12, es un ejemplo:

“Comunicado del Comité Nacional de Apoyo a la batalla de la Libertad y la Dignidad”.

En este momento decisivo de huelga de los prisioneros palestinos en las cárceles de la ocupación israelíes no hay tiempo ni cabida para la indecisión. Al contrario, es tiempo de decisión y acción a todos los niveles al servicio de esta batalla.

De acuerdo con el llamado del movimiento de los prisioneros llamamos a:

1- La desobediencia civil generalizada, con el cierre de las carreteras frente a las fuerzas de ocupación y sus colonos.

2- Exhortamos a la Autoridad Nacional Palestina de una manera clara e inmediata a parar todo tipo de cooperación en materia de seguridad, economía y asuntos civiles con las fuerzas de la ocupación excepto en los casos humanitarios.

3- Exhortamos al Gobierno Palestino a postergar las elecciones municipales para unir y dedicar todas las fuerzas en apoyo de la batalla de los estómagos vacíos y la huelga de la Dignidad.

4- Llamamos a nuestros trabajadores que no acudan a sus puestos de trabajo en las colonias y dentro de estado de la ocupación.

5- Llamamos a la marcha y concentración frente a las sedes de la Cruz Roja Internacional el día 8 de Mayo.

6- Llamamos a la concentración frente a los organismos internacionales de la ONU.

7- El día 9 de Mayo llamamos a boicotear todos los productos y mercancías de la ocupación.

8- El día 12 de Mayo convocamos a una huelga comercial hasta el medio día y después marcharemos a los puntos militares de la ocupación.

Gloria para nuestros mártires.

Libertad para nuestros prisioneros.

Vergüenza y pena para los que no cumplen con el deber de la patria.

Palestina 6 de Mayo de 2017”.

Durante todos éstos días no han parado las manifestaciones, las concentraciones, las huelgas de hambre en toda Palestina.

Para hoy estaba prevista la visita de la Cruz Roja al prisionero Marwan Barghouti después de muchos intentos frustrados por el mando del régimen colonial.

Por otra parte ha saltado la alarma al saberse que otro de los líderes de la huelga de hambre, que además había dejado de tomar agua el domingo día 7, ha desaparecido y no hay noticias de su paradero, lo que hace temer por su vida. Samer al Isawi es el prisionero palestino que ha llevado a cabo la huelga de hambre más larga de la historia, 8 largos meses hasta que venció al régimen que accedió a ponerle en libertad en Diciembre de 2013, después de 10 años de prisión de los 26 a los que había sido condenado. Su huelga llevó a 5.000 prisioneros a la huelga de hambre a solidarizarse con él, eso y el aumento de las protestas en la calle y en el mundo llevó al régimen sionista del apartheid a ponerle en libertad. El 7 de Junio de 2012 fue hecho prisionero nuevamente. Samer al Isawi con Marwan Barghouti y otros dirigentes palestinos de todas las corrientes impulsaron ésta huelga de hambre por la Libertad y la Dignidad, por Palestina Libre.

Se espera que pronto haya noticias sobre Isawi y Barghouti.

Las campanas de todos los centros de oración de Palestina, hoy día 11 de Mayo, a las 12 del medio día, sonarán en apoyo de los prisioneros y prisioneras. La Unión General de Escritores del Mundo Árabe, la de África, la de Ámerica, llaman a la solidaridad con los cautivos. Los sindicatos obreros y los partidos alertan a sus pueblos para que intervengan solidariamente y asistan a las manifestaciones y concentraciones y apoyen a los y las huelguistas. El Comité Nacional en Defensa de los Prisioneros y Prisioneras hace un llamamiento a los organismos internacionales para que intervengan frente a Israel exigiendo el respeto de los Derechos que les corresponden.

La difusión de la solidaridad frenará el terror del ente colonial israelí.


*Ramón Pedregal Casanova, los dos últimos libros “Gaza 51 días” y “Palestina. Crónicas de vida y Resistencia” pueden bajarse de internet. Presidente de la Asociación Europea de Cooperación Internacional y Estudios Sociales AMANE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s