Terrorismo callejero en Venezuela

Terrorismo callejero en Venezuela

Adolfo Ferrera. El Mirador Global, 9 de mayo de 2017.

La oposición en Venezuela, lejos de sufrir los rigores de una “dictadura comunista” que los asfixia políticamente, se encuentra en una situación privilegiada. Cuentan con el apoyo financiero, estratégico, institucional y mediático de los poderes económicos y gobiernos occidentales. Y por lo tanto no necesitan disimular. Sus miembros pueden ejercer la violencia de forma abierta y transparente, contratar a mercenarios para crear el caos en las calles (incluidos paramilitares llegados desde Colombia), destruir edificios públicos, profanar cementerios para cortar las carreteras con los ataúdes, saltarse todas las leyes vigentes en el país, desconocer los resultados electorales, desconocer la propia Constitución, y por supuesto pueden mentir, insultar, difamar, manipular, contradecirse… o incluso asesinar a sus rivales políticos, a ciudadanos de a pie y a los funcionarios del Estado, incluidos Policías y militares.

3 pensamientos en “Terrorismo callejero en Venezuela”

  1. La oposición venezolana cubre más del 80% de la población… ojalá fuera cierto eso de tienen apoyo económico.
    No más dictadura. Fuera el dictador y todo su séquito.

    Me gusta

  2. La violencia callejera tiene un carácter político desde la oposición, una influencia paramilitar desde Colombia, un financista que es imperial y que opera en unidad monetaria dolar que permite tarifar acciones, una población joven capaz de proporcionar violencia sugerida por ciudadanos con inmunidad política por su carácter de diputado de la asamblea nacional, que incentivan y pagan servicios de violencia, marchan con encapuchados que destrozan, incendian, instituciones de servicio público, sin importar la permanencia en el interior de las instalaciones de niños, ancianos, mujeres embarazadas; es una manera desorganizada de hacer política y lo más grave es que son organizaciones que se unieron en la Mesa de La Unidad y terminaron divididos. Todo esto es causa de políticos nuevos de clase media alta y burguesa con costumbres de niños mimados y caprichosos que si no son Diputados, Gobernadores o Presidentes se enojan.
    Es una inmadurez total y absoluta, como se habla de políticas públicas con gente de esa calidad; el gobierno todos los días los llama al diálogo pero todos los días hacen guarimbas cada día más violenta porque los dólares se acaban y el gobierno no cae aún con el apoyo de lacayos como Almagro y políticos golpistas de Primero Justicia; Voluntad Popular; Un Nuevo Tiempo entre otros.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s