Día 32 del Hambre. El sionismo se ha propuesto asesinar a los prisioneros y prisioneras de Palestina. ¿Qué va a hacer la ONU?.

Ramón Pedregal Casanova*

Cuando se ha oído a varios ministros israelíes decir que se debe dejar morir de hambre a los prisioneros palestinos, y han pasado 32 días en que éstos no han comido porque así se lo han propuesto los sionistas, ¿qué estamos reconociendo además de una gran crueldad, además de la falta de toda ética y la comisión de un crimen sobre los y las resistentes al neocolonialismo sionista y al apartheid?: El lenguaje y las formas de acción crueles del proceder del fascismo.

Los prisioneros, las prisioneras se han visto empujados a esta situación por pedir los Derechos que les pertenecen, por su dignidad, por defender Palestina de la vestía neocolonial empleándose sin miramientos en el objeto de sus deseos, de sus ambiciones, haciendo por romper la espina dorsal de Oriente Medio. Los palestinos y las palestinas desde 1948 defienden su país, pero no sólo eso, defienden la unidad y la resistencia común contra un nuevo reparto imperial.

Quienes hoy siguen en cautividad y expuestos a morir, expresan todo esto, la gran defensa de la unidad y la independencia árabe permaneciendo, en primer lugar, firmes en lucha por sus Derechos, que los Acuerdos y los Convenios Internacionales les reconocen.

Entonces, ¿qué estamos viendo?: estamos viendo la manera en que los ocupantes de Palestina, con los respaldos que le prestan las antiguas potencias imperiales y la nueva en decadencia, realizan su crimen con la mayor impunidad, aunque denunciados en el mundo entero como el régimen más indeseable de todos los que han existido.

Los gobiernos de Europa y EEUU callan, dejan hacer al ente israelí del apartheid, y lo sostienen con negocios, integraciones institucionales y encubrimientos, a la espera de que la muerte se lleve a los prisioneros y prisioneras. ¿Pensarán que de este modo se da por terminado un problema político, de justicia por la lucha contra la neocolonización de su mundo financiero, su industria miliar y su ejército de noticieros propagandistas de la normalización del ente ocupante?. Nunca semejante barbarie ha pasado a la Historia como referente de humanidad. Nosotros y ellos sabemos que la resistencia del pueblo palestino viene dada por las matanzas que han realizado y realizan, la limpieza étnica, la ocupación, la diáspora, el racismo, el apartheid, la construcción de muros, la represión continua, el robo de tierras, del agua y hasta de cosechas, la destrucción de casi 1 millón de olivos, de casas y poblaciones palestinas, los asentamientos sionistas, los asesinatos del ejército y los colonos que llevan a cabo diariamente, el millón de prisioneros y prisioneras que han sumado hasta la fecha de hoy, … todo lo que realizan los sionistas, declarado Crímenes de Guerra y de Lesa Humanidad, lo hacen con su apoyo, el de los gobiernos de EEUU y de Europa, apoyo financiero, comercial, militar, más o menos encubierto.

Son 32 días ya sin que puedan comer. Cumplidos 32 días los gobernantes del régimen israelí del apartheid han decidido concentrar a los prisioneros en huelga de hambre en tres cárceles, pues según lo que se ha sabido el próximo futuro puede requerir de un control mayor de los acontecimientos, la tortura a que se les somete les ha producido múltiples problemas físicos que les ponen más cerca de la muerte, muchos de ellos y ellas tienen vómitos de sangre, parálisis, pérdidas de vista y otras capacidades sensoriales, … Aún en tales circunstancias de debilidad los prisioneros y prisioneras han hecho saber que lucharán por los Derechos que les pertenecen, por su Dignidad y su Libertad, por la Libertad de Palestina hasta conseguirlo, o, si los carceleros quieren les llevarán a la muerte.

Los prisioneros recuerdan que son ellos y ellas quienes tienen la potestad de negociar el final de su lucha, y que ni autorizan ni seguirán a quienes desde fuera pretenden sustituir su voluntad por intereses ajenos, como ha intentado negociar el régimen israeli del apartheid con personalidades palestinas.Y, día tras día, continúan sumándose prisioneros y prisioneras a la huelga de hambre, hoy son otros 60 de la cárcel de Gilboa.

Mientras, en las calles de toda Palestina se suceden con más y más fuerza las manifestaciones, concentraciones, caminatas hasta los puestos de control sionistas, plantones de palestinos y palestinas que hacen huelga de hambre en solidaridad, todo con sus hermanos y hermanas en las prisiones del ocupante enfrentándose a éste. Piedras contra fusiles ametralladores, bombas y tanques.

Las fuerzas represivas sionistas llevan los golpes hasta donde creen que pueden hacer que se agote la enérgica resistencia popular, igual que hacen prisioneros en las calles realizan asaltos como el último a la Cruz Roja de Sheik Jarra en Jerusalén, donde han hecho tres prisioneros y causado numerosos heridos entre las familias allí reunidas en solidaridad con los cautivos. La represión se ha extendido a toda Cisjordania en un mismo día por pueblos y ciudades como Nablus, Sebastia, Zawata, Burqa, Qalquilya, Jenin, Almchahr, … asaltan las casas en horas de madrugada, y sólo en Jilwad se han llevado a prisión a 7 jóvenes, derriban las tiendas de campaña en que se han puesto en huelga de hambre palestinos y palestinas, destruyen lo que encuentran por el camino, talleres, vehículos, queman cosechas agrícolas, … al bestialismo sionista responde la población sin más armas que sus jóvenes y sus piedras.

La tropa de ocupación ha asesinado a tiros en el pecho a Saba Obeid, un muchacho de 22 años que valientemente reclamaba, junto a sus compatriotas en lucha, la libertad de los y las 7000 que están en prisión. El asesinato de Saba Obeid tiene responsables en los protectores de régimen israelí y en sus mandatarios y tropas.

Pero también hay que denunciar que en base a los Acuerdos de Oslo entre la Autoridad Palestina y el régimen del apartheid israelí, en la represión viene colaborando la policía palestina contra manifestaciones en favor de los condenados y las condenadas a prisión, ¿quienes esos lugareños para hacerse colaboracionistas de la injusticia, del fascismo?, ¿por qué no abandonan el compromiso de una tarea tan indigna, tan humillante para el pueblo palestino?.

Las familias palestinas en carta a las Naciones Unidas reclaman la protección de sus héroes, de quienes guardan los valores de Libertad y Dignidad para Palestina estando en prisión, y le piden una investigación de los malos tratos a los prisioneros y prisioneras en huelga de hambre; piden a Naciones Unidas su implicación en la defensa de los cautivos y en la exigencia al régimen sionista del cumplimiento de las Convenciones de Ginebra III y IV sobre prisioneros; reclaman al Organismo Internacional una declaración manifestándose contra la tortura y la detención administrativa por ser estas Crímenes de Guerra y Lesa Humanidad; y le piden que exija su derecho a entrar en las prisiones para investigar la situación de quienes permanecen en huelga de hambre. Terminan recordándole a la ONU que tiene la obligación de cumplir y hacer cumplir el Derecho Internacional.

¿Dónde habían quedado las obligaciones incumplidas para que se lo tenga que reclamar el conjunto de las familias de los prisioneros y prisioneras de Palestina?.

El día 32 del hambre tiene muchos otros de reprobaciones anteriores; el fascismo ha estado enmascarado mientras actuaba y hoy actúa más descaradamente, actuaba y actúa disecando cerebros, capacidades de pensamiento, de razonamiento, matando con el silencio la sensibilidad humana y el sentido crítico y activo de la solidaridad. El fascismo, encubriéndose bajo el lenguaje liberal del capitalismo del occidente estadounidense y europeo, ha logrado cegar a buena parte de los pueblos de tales habitaciones.

Y mientras, los prisioneros y prisioneras de Palestina son empujados con disimulo al precipicio igualmente por los Organismos Internacionales que dicen proteger los Derechos de los pueblos, por esos que naciendo como resultado de la relación de fuerzas tras la Segunda Guerra Mundial y habiendo adquirido la obligación de defender los Derechos de los pueblos para que el fascismo y el imperialismo no remontasen, desde entonces articulan palabras como los loros, mientras son inoperantes, o se callan, como cómplices, disecando, borrando toda información, o actúan, sí, a veces actúan de frente para hacer negocio neocolonial de reconquista directamente, sin ningún pudor, con el Crimen de Guerra y de Lesa Humanidad en Oriente Medio, en Palestina, junto al que han declarado varios ministros sionistas que van a cometer con los prisioneros y prisioneras de Palestina. Si es así, tendrán a los pueblos señalando a unos y otros más allá de todos los días de su vida.


*Ramón Pedregal Casanova, los dos últimos libros “Gaza 51 días” y “Palestina. Crónicas de vida y Resistencia” pueden bajarse de internet. Presidente de la Asociación Europea de Cooperación Internacional y Estudios Sociales AMANE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s