Acabar con la pesadilla de Siria no se logrará sin presiones de la gente del pueblo norteamericano

Mike Whithney*

(Por su interés, reproducimos, traducido, este artículo, que se publicó antes del ataque estadounidense contra la base de Shayrat, pero que parece confirmar lo aquí expuesto)

Los siniestros acontecimientos en Siria oriental han empujado a los Estados Unidos y a Rusia a una mayor cercanía que aumenta la probabilidad de una confrontación violenta. El gobierno de Trump se ha embarcado en un plan peligroso para derrotar a las milicias terroristas del ISIS, en Raqqa. Sin embargo, comentarios recientes del secretario de estado americano Rex Tillerson indican que la estrategia a largo plazo de Washington puede entrar en conflicto con el objetivo de Moscú de restaurar las fronteras soberanas de Siria. Hay que hacer concesiones. O bien Rusia cesa sus operaciones de desminado en Siria oriental o Washington accede a retirar las fuerzas apoyadas por Estados Unidos cuando termine la contienda. Si ninguna parte cede, va a haber una colisión entre los dos adversarios que tienen armas nucleares.

El miércoles, (1) Estados Unidos realizó un transporte aéreo de cientos de combatientes, principalmente kurdos, que fueron llevados a una zona situada detrás de las líneas del ISIS, cerca de la ciudad de al-Tabqa. Las tropas- forman parte de la organización, Fuerzas Democráticas Sirias (SDF siglas en inglés)- apoyada por Estados Unidos e iban acompañadas por un número no revelado de marines norteamericanos que actuaban como asesores. Aparentemente, el despliegue estaba dirigido a rodear las posiciones de ISIS y retomar la zona que se encuentra alrededor de la estratégica presa de Tabqa . Pero la operación tuvo el efecto añadido de impedir que el Ejército Árabe Sirio (SAA siglas en inglés) avanzara por la carretera principal hacia Raqqa, la llamada capital del ISIS. Aunque la maniobra de bloqueo podría haber sido una coincidencia, hay una gran posibilidad de que Washington esté comenzando la primera fase de una estrategia más amplia para fragmentar el país asolado por la guerra e impedir el resurgimiento de una Siria secular unida.

Según las noticias de Almasdar (2):

La Coalición liderada por Estados Unidos afirmó en un comunicado: “La Coalición apoyó la ofensiva con una operación aérea y apoyo logístico, ataques aéreos de precisión, helicópteros Apache de apoyo aéreo cercano, artillería de marina, así como asesoramiento y asistencia en operaciones especiales a los mandos de las SDF”. (Noticias AMN).

En cuestión de semanas, el planteamiento de Washington hacia la guerra de Siria ha cambiado drásticamente. Mientras que, según informes, Estados Unidos ha finalizado su apoyo a las milicias sunníes que han devastado el país y asesinado a más de 400.000 personas, ha aumentado su ayuda a la organización SDF (Fuerzas Democráticas Sirias) que está obteniendo enormes ganancias territoriales en el corredor oriental. El objetivo final para los combatientes de las SDF es conseguir una patria autónoma kurda, configurada al oeste de Irak y al este de Siria; mientras que los objetivos de Estados Unidos se centran principalmente en la desintegración del estado Sirio, el derrocamiento del gobierno elegido, el control de las rutas críticas de oleoductos y el rediseño de las fronteras nacionales a fin de servir mejor los intereses de Estados Unidos e Israel.

La idea de fragmentar Siria no es nueva. Este plan apareció por primera vez en un artículo de Odde Yinon (3) en 1982 cuyo título era “Estrategia para Israel en los años mil novecientos ochenta”. Yinon creía que, para que Israel sobreviviera, éste debería convertirse en una potencia imperial regional que “tenía que efectuar la división de todo el área en pequeños estados por la disolución de todos los estados árabes existentes” (Israel Shahak) (4).

La adaptación más reciente del plan Yinon fue articulada por el analista de la Brookings Institution (5) Michael O´Hanlon en un artículo que apareció en el Wall Street Journal bajo el título “Estrategia de Trump para Terminar la Pesadilla Siria”. En el artículo O`Halon afirma categóricamente:

Para lograr la paz, Siria necesitará un autogobierno dentro de una serie de zonas autónomas. Una opción es un sistema confederal por el cual el país entero se dividirá en esas zonas. Una alternativa menos deseable pero mínimamente aceptable podría ser la de varias zonas autónomas pero dentro de un estado aún centralizado- de una forma similar a como el Kurdistán iraquí ha funcionado durante un cuarto de siglo…

La seguridad en las zonas autónomas árabes sunitas y kurdas sería proporcionada por una policía local y quizás fuerzas paramilitares, formadas, entrenadas y equipadas con apoyó directo de la comunidad internacional…” (Estrategia de Trump para Terminar la Pesadilla Siria, Wall Street Journal)

En un artículo anterior, O`Halon se refería a su proyecto como “Desmantelamiento de Siria” un plan que “produciría zonas autónomas que nunca más tenían que volver a enfrentarse a la perspectiva de un gobierno ni de Assad ni de ISIL”.

Muchos de los detalles del artículo de O´Halon son idénticos a los del plan Trump anunciado por el Secretario de Estado Tillerson la semana pasada. La estrategia Brookings parece ser el guion bajo el cual la administración está actuando.

En la presentación del plan, Tillerson anunció que las tropas de Estados Unidos no abandonarían Irak cuando finalizara el asedio a Mosul lo que ha llevado a muchos a especular que la misma política será utilizada en Siria. He aquí un extracto de un artículo de la página WSWS (World Socialist Web Site) (6) que explica este punto:

El secretario de estado Rex Tillerson, en las declaraciones que realizó al comienzo de una reunión de dos días en Washington de la coalición organizada por Estados Unidos contra el ISIS, afirmó que Washington tiene la intención de mantener tropas desplegadas más o menos indefinidamente en los territorios ocupados actualmente por el Estado Islámico en Irak y Siria”.

El poder militar de la coalición continuará allí donde ha existido este califato fraudulento a fin de establecer las condiciones para lograr una recuperación plena de la tiranía del ISIS, “afirmó ante una audiencia que incluía al primer ministro iraquí Haider al-Abadi. No facilitó ninguna indicación de cuando, si es que ocurre alguna vez, las tropas estadounidenses podrían retirarse de la zona de guerra extendida a través de Irak y Siria, donde ha habido combates de mayor o menor intensidad durante 14 años, desde que Estados Unidos invadió Irak por primera vez” (Tillerson promete que Estados Unidos desempeñará una función militar a largo plazo en Irak y Siria, World Socialist Web Site).

El secretario de defensa estadounidense James Mattis, (“Perro Rabioso”), reforzó los comentarios de Tillerson añadiendo que Estados Unidos prevé una ocupación indefinida de Irak (y posiblemente de Siria) basándose en el “interés nacional” de América.

Según el Military Times (7) éste realizó las siguientes declaraciones: “Creo que es en aras de nuestro interés nacional por lo que mantenemos las fuerzas de seguridad iraquíes para contener a nuestros enemigos mutuos. Estados Unidos necesita mantener con decisión su compromiso en Irak y en la región”.

En respuesta a los comentarios de Mattis, el presidente sirio Bashar al Assad afirmó:

Cualquier operación militar en Siria sin la aprobación del gobierno sirio es ilegal, y cualquier tropa en suelo sirio es una invasión, tanto si es para liberar Raqqa o cualquier otro lugar….La coalición (liderada por Estados Unidos) nunca ha sido seria en lo que respecta a combatir el ISIS o los terroristas”.

Claramente, Washington está utilizando la lucha contra el ISIS como pretexto para apoderarse y apropiarse de territorio en una zona crítica del mundo, rica energéticamente. El plan de tomar partes de Siria oriental para bases militares y corredores de oleoductos encaja perfectamente con esta estrategia elemental. No obstante, este proyecto también representa un obstáculo al plan de Rusia de restaurar las fronteras del país y poner fin a este conflicto de seis años de duración.

¿Y qué quiere decir Tillerson cuando habla de “zonas provisionales de estabilidad”? Un apelativo que la administración Trump fabricó cuidadosamente para evitar el término de “zonas seguras” que parece más arrogante. (Los lectores recordarán que Hillary Clinton fue la mayor defensora de zonas seguras en Siria, aunque ello requiriera un enorme compromiso de tropas estadounidenses así como la costosa imposición de una zona de exclusión aérea).

Los comentarios de Tillerson indican que la administración Trump está intensificando su participación en Siria a pesar de los riesgos de un choque catastrófico con Moscú. Desde que el general Michael Flynn fue obligado a renunciar a su cargo de asesor de seguridad nacional (Flynn quería “normalizar” relaciones con Rusia), Trump ha formado su equipo de política exterior con halcones rusofóbicos que ven en Moscú una “potencia revisionista hostil” que según las palabras del hombre que ha sustituido a Flynn como asesor de seguridad nacional, el Teniente General HR Mc Master, “se anexiona territorio, intimida a nuestros aliados, desarrolla armas nucleares, y utiliza representantes bajo la cobertura de militares convencionales modernizados”.. Mientras que los medios aplauden el nombramiento de McMaster como una “elección sobresaliente”, sus críticos piensan que esto señala un cambio de rumbo en la promesa de campaña de Trump, donde él declaraba:

Vamos a seguir una nueva política exterior que finalmente aprenda de los errores del pasado…Dejaremos de recurrir a derrocar regímenes y destituir gobiernos…. Nuestro objetivo es la estabilidad no el caos, porque queremos reconstruir nuestro país ( Estados Unidos)…en nuestras relaciones con otros países, buscaremos intereses compartidos siempre que sea posible y procuraremos una nueva era de paz, entendimiento y buena voluntad”.

No habrá paz bajo las órdenes de Mattis o MacMaster, esto es seguro. Los dos son anti-Moscú de línea dura que piensan que Rusia es un rival emergente al que hay que enfrentarse y derrotar. Aún más preocupante es el hecho de que el super-halcón John McCain declaró recientemente que el habla con ambos “casi diariamente” (Aunque ha evitado hablar con Trump desde que fue elegido en noviembre.)

Según Derek Chollet de la Fundación Marshall Alemana (8) y antiguo funcionario del Pentágono de la época de Obama “Mac Cain intenta conducir la política de defensa de los Etados Unidos a través de Mattis y efectivamente ignorar a Trump (Kimberley Dozier, editora colaboradora del Daily Beast). (9).Los comentarios de Chollet encajan perfectamente con nuestra creencia de que Trump ha renunciado a controlar la política exterior para apaciguar a sus críticos.

La política de Washington en Siria ahora está en manos de un pequeño grupo de extremistas de derechas que piensan que Rusia es la mayor amenaza a la que la nación se enfrenta desde la Segunda Guerra Mundial. Esa es la razón por la que ha habido un marcado aumento en el número de tropas desplegadas en la región. Según la Nación (10):

El 9 de marzo, El New York Times informaba de que los Estados Unidos mandaban 400 soldados a Siria…una semana después, el 15 de marzo, el Washington Post informaba de que el Pentágono había elaborado planes para enviar 1000 soldados más en las semanas siguientes. Mientras tanto, anticipándose a la próxima………… operación contra el Estado Islámico, la administración ha decidido enviar “2.500 tropas adicionales de combate terrestre a una base de tránsito en Kuwait” ( “El Congreso Debe Detener la Escalada de Guerra de Trump en Siria”, La Nación).

En esa línea continua Sputnik:

Cada dos días los Estados Unidos despliegan en la región gran cantidad de armas, básicamente armamento pesado. Han enviado tanques, vehículos blindados, misiles, rifles de francotirador, lanzadores de morteros y otros tipos de armamento……….Además, los Estados Unidos nos han dicho que se tomó la decisión de enviar otros 1000 soldados suyos adicionales para participar en la operación de Raqqa”, especificando que las tropas norteamericanas actuarían como asesores militares durante la operación y no participarían en el combate” (Sputnik).

Washington está aumentando su arsenal armamentístico para repeler cualquier intento de Rusia y sus aliados de mantener unida a la nación devastada. Una Siria más débil, fragmentada y gobernada por líderes tribales y señores de la guerra locales no plantearía ninguna amenaza a las ambiciones regionales de Washington o Tel Aviv. Al menos, eso parece ser el pensamiento entre las élites de política exterior estadounidense.

Sin embargo, mientras Washington continua echando leña al fuego, Rusia permanece comprometida en preservar lo que Putin llama “el orden mundial justo”. En un discurso reciente señaló:

Rusia se opone a los intentos de desestabilizar y debilitar las relaciones internacionales, ya que ello podría llevar a un caótico y aún menos controlable desliz hacia una mayor tensión mundial.

Apoyamos una acción conjunta para asegurar un orden mundial democrático y justo, basado en el respeto estricto de las normas de la ley internacional, la Carta de Naciones Unidas, el reconocimiento del valor incuestionable de la diversidad cultural y de civilización, de la soberanía nacional, y el derecho de todos los países a decidir sus futuros libremente sin presión externa”

El plan de la administración Trump de dividir Siria y establecer una guarnición permanente en la parte oriental del país no se detendrá a menos que el pueblo norteamericano exprese su oposición en masa. El periodista de investigación, James Carden, recomienda que el Congreso apruebe una resolución de “No a las Guerras Presidenciales” que “prohibiera al presidente iniciar guerras contra actores estatales o no estatales sin declaraciones previas del Congreso según estipula el Artículo I, Sección 8, cláusula 11 (Cláusula de Declaración de Guerra).” Es una gran idea, pero esto no sucederá sin presiones desde abajo. La gente tendrá que involucrarse más si quieren que finalice la sangría. No hay otro camino.


N.T.

  1. Se refiere al miércoles 22 de Marzo según la fecha en que se publicó el artículo original.
  2. Al-Masdar es una fuente de noticias online, se dedica a proporcionar las últimas noticias y análisis del mundo árabe, con fuentes en el terreno.

https://www.almasdarnews.com/

Facebook en español: https://www.facebook.com/almasdaresp/

  1. https://actualidad.rt.com/actualidad/view/110237-yinon-israel-caos-mundo-arabe
  2. Israël Shahak : fué profesor, autor y activista por los derechos civiles polaco. Sobreviviente del holocausto, impartió clases de química en la universidad hebrea de Jerusalén, especialmente conocido por ser un pensador liberal y secular. Entre los años 1970 y 1990 fue presidente de la Liga por los Derechos Humanos y Civiles israelí y fue un crítico al gobierno de Israel. https://www.google.es/?gws_rd=ssl#q=Israel+Shahak
  3. La “Institución Brookings” es uno de los centros de investigación más antiguos de Washington. Fundado en 1916.Declara que su objetivo es “ayudar al desarrollo de políticas públicas sólidas y promover la comprensión del público de cuestiones de importancia nacional”. Tiene su sede en Washington D.C.
  4. https://www.wsws.org/es/ sitio web publicado por el Comité Internacional de la Cuarta Internacional.(CICI)
  5. http://www.militarytimes.com/ portal dedicado a todo lo relativo a temas militares de Estados Unidos.
  6. https://en.wikipedia.org/wiki/German_Marshall_Fund. La Fundación Marshall Alemana es una institución de expertos en política pública estadounidense no partidista y otorga donaciones. Dedicada a promover la cooperación y el entendimiento entre América del Norte y Europa.
  7. “The Daily Beast” es un sitio de noticias y opinión estadounidense centrado en la política y la cultura popular.
  8. “The Nation” es una revista semanal norteamericana de tendencia progresista.

*Mike Whithney vive en el estado Washington. Es colaborador de “Sin Esperanza: Barack Obama y la Política de Ilusión” (AK Press). Contacto: fergiewhitney@msn.com


Artículo original, en inglés: http://www.counterpunch.org/2017/03/28/ending-syrias-nightmare-will-take-pressure-from-below/ , aparecido en Counterpunch el 28 de marzo de 2017.

Foto de Devin Smith | CC BY 2.0

Traducido para el Foro Contra la Guerra Imperialista y la OTAN por Nuria Blanco de Andrés

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s