De nuevo la OTAN en los cielos de Canarias (Rafael J. Rodríguez Marrero)

Rafael J. Rodríguez Marrero*

En los próximos meses sobre el cielo canario volverá a lucir la OTAN sus mejores galas. Como son enormes las amenazas que Canarias y España tienen, procedentes del vecino continente africano, no queda otra que ensayar maniobras al objeto de repeler posibles ataques.

Se nos informa en la página oficial del Ejército del Aire español que tales maniobras se concretarán en unos ejercicios teórico-prácticos, llamados Dissimilar Air Combat Training (DACT, 2017), que contendrán una fase teórica y una fase práctica, realizada esta “en una gran variedad de escenarios y con un importante número de aviones, que permitan elevar la interoperabilidad entre las distintas unidades participantes, así como evaluar y mejorar las tácticas, técnicas y procedimientos empleados en este tipo de misiones” (1). Las operaciones se desarrollarán desde la Base aérea de Gando, en Gran Canaria y el aeródromo militar de Lanzarote.

Nos siguen diciendo en la web del Ministerio que “el supuesto de defensa aérea está especialmente orientado a las prácticas de combate aire-aire y, además de las unidades españolas, contará con la presencia de cazabombarderos Eurofighter de la Aeronáutica Militare Italiana (AMI) y uno de los imprescindibles Boeing E-3 Sentry del Airbone Early Warning and Control (AEW&C) de la OTAN” (2).

¡Pero no debemos preocuparnos!; las maniobras miran hacia el continente africano, donde “negritos” de diverso pelaje y condición e “islamistas” radicales amenazan nuestra paz y bienestar. No en vano, el discurso político occidental en su actual versión capitalista nos ha impuesto los conceptos de “intervención humanitaria” y “responsabilidad de proteger” (que nos recuerda Jean Bricmont) y es la OTAN y los ejércitos por ella amparados quienes asumen esa encomiable labor.

Tras tres décadas de nuestro manifiesto rechazo a la OTAN, en Canarias debemos seguir soportando a una organización militar que acompaña y ampara los delirios de grandeza de unos pocos poderosos que, asentados en el entramado industrial-militar, siembran terror y muerte allá donde entienden su hegemonía puede verse en entredicho y en aquellos otros lugares que, por desgracia de la naturaleza, cuentan con recursos imprescindibles para sus deseos de acumulación.

Y mientras los cielos de nuestro archipiélago se llenarán, una vez más, de “pájaros voladores” sembrando ruidos, contaminación y miedo, aquí, en las tierras de Canarias algunos paisanos nos recuerdan que, mientras unos pocos despilfarran recursos de todos, una estimable cantidad de población en estas ínsulas padece “pobreza sistémica”. Lo dice el Comisionado por la Inclusión Social y la Lucha contra la Pobreza (figura del entramado institucional creada por el Gobierno de Canarias hace un año y medio); en un informe presentado el verano pasado señalaba “la alta tasa de desempleo, los bajos salarios y la mala distribución de la riqueza como causa de la pobreza en las islas”, en donde “ni tan siquiera el empleo es garantía para obtener los ingresos mínimos para sobrevivir” (4). Un diagnóstico que coincide con otros informes (que nos recuerdan nuestros paisanos del norte tinerfeño) del Consejo Económico y Social (CES) o de FOESSA, que confirman la consolidación de la pobreza y como esta “sigue afectando a 280.000 personas que sufren pobreza extrema, a 52.000 hogares que no perciben ningún ingreso o que las islas cuenten con los salarios más bajos del estado español” (5) En una Comunidad, la Canaria, de territorio fragmentado y con una población ya por encima de los dos millones de personas.

Y eso en unos momentos (como recuerdan exultantes nuestros gobernantes en la máxima institución autonómica) en que no paramos de alcanzar récords de ocupación turística.

Pues mientras la pobreza se extiende entre las y los canarios, en el aire volarán durante este invierno unos “cacharros” cuyo sólo coste podría solventar más de un problema para bastante de nuestras gentes. Y lo harán con ese tono amenazante que muestra siempre esa organización (la OTAN) de terror y muerte, que insiste en ocuparnos pese a nuestro democrático y mayoritario rechazo.

¿Hasta cuándo vamos a seguir soportándolos?

Notas

  1. http://www.defensa.com/frontend/defensa/canarias-estados-unidos-baltico-marcan-calendario-ejercito-aire-vn20429-vst154

  2. Ibid.

  3. Bricmont, J. (2008) Imperialismo humanitario. El uso de los derechos humanos para vender la guerra. El Viejo Topo, Barcelona.

  4. http://www.asambleacanariaporelrepartodelariqueza.org/?p=1632

  5. Ibid.


*Rafael J. Rodríguez Marrero. Montaña Hendida, Fuerteventura.

22 de enero de 2017

2 pensamientos en “De nuevo la OTAN en los cielos de Canarias (Rafael J. Rodríguez Marrero)”

  1. No entiendo EL YUYU ke nos entrado, ¿no nos movilizamos, ni nos manifestamos contra la miseria, contra la explotación brutal, contra la corrupción?, pues asta casi entiendo que no se convoquen manifestaciones, contra el despilfarro de miles de millones acingados al militarismo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s