Llamamiento para firmar del Colectivo ni guerras ni estado de guerra.

Traducción de la petición que nos ha llegado del Colectivo francés “Ni guerras ni estado de guerra”. Un nuevo colectivo antiimperialista y contra la OTAN en el panorama europeo.

(Acceso a la petición original, aquí)

 

Actualización de la petición

 

Texto publicado inicialmente en Libération el 25 de noviembre 2015

13 feb 2016 — Buen día a todas y todos.

El Colectivo “Ni guerras ni estado de guerra” ha definido su plataforma (ver abajo). Es un llamamiento a firmar por individuos y organizaciones (asociativas, políticas, sindicales). No duden en firmar y difundirlo lo más ampliamente posible y también en contactarnos para ponerlo en pie en todos los colectivos locales. La próxima reunión será en París el 17 de febrero, 19hrs, Bourse du Travail, 3 rue du Château d’eau 10e. ¡Gracias!

ColectivoNi guerras ni estado de guerra”
Texto fundador

Francia estaba en guerra mucho antes de los atentados del 13 de noviembre, que le sirvieron de pretexto para intensificar sus compromisos militares. Las guerras de saqueo por el control de los recursos no han cesado desde el comienzo del año 2000, en Irak, en Afganistán, en Libia, en Mali, en África Central. Estos conflictos deben ser señalados por su nombre : son guerras de injerencia imperialista. Francia no cumple ningún “rol positivo” en estas intervenciones, a pesar de sus pretensiones surgidas del antiguo repertorio colonial.

Las intervenciones militares que realiza el estado francés son ampliamente invisibilizadas por los medios. Lo poco que dicen trata de imponer un consentimiento en nombre de una lógica de la seguridad, con o sin disfraz humanitario; el discurso belicista intenta anestesiar y paralizar a la población. Pero cómo no recordar los desastres que siembran estas guerras, los millones de muertos, heridos y desplazados, la miseria, la desesperación que lanza a los pueblos a los caminos, mientras se enriquecen los traficantes de guerra, las multinacionales que venden armas, y Francia ocupa el cuarto lugar mundial en este negocio. Los gastos de guerra son colosales y desvían el dinero público destinado a gastos sociales, culturales y ecológicos vitales. Además el Estado que realiza estas guerras es un bombero pirómano que nos empuja a una espiral infernal cuyo efecto es reforzar el odio que desembocará en otros atentados. Los “Rafale” matan civiles tan inocentes como los del Bataclan. Estos bombardeos son bombas retardadas.

La guerra se transforma así en modo de gobernar y de gobernar por el miedo . El estado de guerra proclamado, justifica el creciente recorte de libertades y las medidas represivas directamente inspiradas en la extrema derecha, como la privación de nacionalidad. Esta situación, de extrema gravedad, pasa como una evidencia más en el discurso político dominante, como si se tratara de banalizar la guerra y de habituarnos a este estado marcial y represivo. Pues el estado de urgencia trata de amordazar las protestas y las luchas: esta guerra es también una guerra social.


Nosotros nos oponemos a las guerras de
injerencia y de explotación y por lo tanto a todos los imperialismos. Pero estamos en Francia y es aquí donde debemos batirnos contra “nuestro” propio imperialismo. Nosotros podemos hacerlo concretamente, sin abstracciones ni proclamas: porque las cuestiones geopolíticas que a veces se desarrollan a miles de kilómetros, resuenan con fuerza aquí, en nuestros barrios. Es por esto que la lucha de nuestro Colectivo pasa por el combate contra todos los racismos, y especialmente el racismo anti-musulmán, contra la desigualdad y las discriminaciones, el apoyo a los migrantes y a los sin papeles, la oposición a las medidas de excepción y al control general de la población dirigida especialmente a las personas musulmanas o supuestamente musulmanas, a los barrios populares y a los movimientos sociales.

Por esto es necesario organizarnos, responder con una resistencia a la altura de lo que sufrimos, a la alturas de las guerras que se hacen contra los pueblos, contra nosotros y en nuestro nombre. Es por esto que decidimos lanzar un Colectivo contra la guerra que:

exige el fin inmediato de las intervenciones militares francesas, la retirada de las bases militares, el fin de los tratados y alianzas (OTAN…)
• denuncia al mercado de venta de armas que nutre -entre otros- a las
peores dictaduras.

combate la militarización de la sociedad, el encuadramiento de los territorios y los espíritus por el complejo militar-securitario.

sostiene el derecho a la autodeterminación de los pueblos, aporta su solidaridad a las fuerzas de resistencia y de emancipación.

Queremos ampliar este comité, nacional y localmente, a todas las organizaciones y todas las personas que se encuentren en este combate. Para contactar y firmar: antiguerre16@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .