Manifiesto de “País Valencià per la Pau”

No a la OTAN, no a la guerra.

Más que nunca los pueblos de todo el mundo necesitamos entendernos para conseguir un desarrollo sostenible y conseguir un amplio movimiento mundial contra la guerra imperialista, que aglutine a los seres humanos, que establezca prioridades y generalidades por encima de las particularidades de cada discurso, que tengamos el cumplimiento y la garantía de los derechos sociales como bandera universal.
Es de la mano de los países y poblaciones agredidas desde donde debemos de remontar hacia este objetivo mundial y exigir verdaderas responsabilidades criminales a los líderes Occidentales que durante más de cuatro años no solo apoyan terroristas sino que permiten su libre tránsito para llevar a cabo sus incalificables fines, como lo están haciendo en Siria, provocando un verdadero escenario de terror, destrucción y muerte.
O es el inicio del tiempo de los pueblos o continuará siendo el de la barbarie y el caos global.
Por una verdadera democracia, Por el respeto a la soberanía de los pueblos, Por una vida digna.
¡ Vuestras guerras son nuestras muertas ! ¡ No a la OTAN , No a la Guerra !

(Descargar en pdf)

Las Marchas de la Dignidad no suscriben el manifiesto “No en nuestro nombre”

Captura de pantalla de 2015-11-27 11:29:37

Las Marchas de la Dignidad no suscriben el manifiesto “No en nuestro nombre”

Las Marchas de la Dignidad asumimos como propias dos grandes tareas sin las cuales la barbarie de un capitalismo en crisis, pero más salvaje que nunca, será el escenario inmediato que nos espera a todos los pueblos del mundo:
1.- Ayudar a reconstruir la unidad de la clase obrera, ofreciendo a
las trabajadoras y trabajadores inmigrantes un importante papel a
nuestro lado, en la lucha común contra el capitalismo. La dignidad
no será patrimonio nuestro sino es la de todos los explotados. Hoy
más que nunca, nativa o extranjera, es la misma clase obrera.
2.- Contribuir a levantar un potente movimiento contra la guerra
imperialista, contra los gastos militares y de seguridad y por la
salida de la OTAN y el desmantelamiento de las Bases. Destacaremos
estos objetivos, que ya formaban parte de nuestro programa, y los
situaremos, junto al resto de las reivindicaciones, en el centro de
nuestro combate.
LA CLASE OBRERA NO SOSTIENE LAS GUERRAS DEL CAPITAL

(Descargar texto completo en pdf)