Portal del TPPCGIO

Este es el sitio del Tribunal Permanente de los Pueblos Contra la Guerra Imperialista y la OTAN (TPPCGIO).

Aquí mantendremos al día toda la información relevante sobre la composición y desarrollo de las actividades del Tribunal.

Captura de pantalla de 2016-07-03 18:36:07En este enlace encorarás toda la información relativa a las Primeras Sesiones Constitutivas

Captura de pantalla de 2016-07-03 18:37:14En este otro encontrarás la información relativa a las Segundas Sesiones.

Por último, en esta otra página iremos depositando toda la información de referencia o fondo documental que sirva para apoyar el trabajo de todos los colaboradores.


Desde aquí puedes acceder a la Convocatoria de las Primeras Sesiones Constitutivas, aunque el contenido genérico y el llamamiento a su carácter de “permanente” le hacen conservar su validez.

El TPPCGIO es una iniciativa ciudadana, promovida por una serie de personas que comparten su preocupación por la militarización creciente de la vida. Aquí encontrarás al Grupo Promotor.

Como tal iniciativa ciudadana, carece de financiación estable. Para sufragar los gastos a que puedan dar origen sus actividades, hemos abierto una suscripción popular, a la que te animamos a que contribuyas con un Donativo.

En el Comité Asesor podrás encontrar a todas las personas que, de una u otra forma, están aportando a los debates y resoluciones del TPPCGIO.

Si te parece una iniciativa que merece ser apoyada, aunque no puedas participar directamente en sus actividades, puedes mostrar tu adhesión al Grupo de Apoyo.

Esperamos que resulte de tu interés y te animes a colaborar. Puedes entrar en contacto con nosotros en este correo electrónico: tribunalcontralaguerra@gmail.com

Muchas gracias.

15 comentarios en “Portal del TPPCGIO”

  1. Pingback: Essence of Time
  2. Lamento mucho entregar tan retardadamente este comentario
    del vídeo de la Primera Resolución
    del TPPCGIO. Pero permítenme
    hablar – o escribir – en plata de
    un aspecto ajeno al temario de la
    convocatoria(que contará siem-
    pre con mi aplauso sin reparos).
    Por favor.
    Ojalá que tal cosa no se haya repe-
    tido ni una sola vez en el tiempo
    transcurrido hasta la redacción
    de estas líneas – demorar tanto en
    ceder la palabra a una auténtica
    diva señora del movimiento socia-
    lista no alineado, y, peor todavía,
    dejarla hablar como última. Tal
    cosa pueda suceder en tantas
    asociaciones que haya en suelo
    español, menos en el FAI. No
    creo que se haya tratado una vez
    así a la Pasionaria por parte de
    los colegas ministros del último
    gobierno republicano de Negrín,
    por ejemplo. Y doña Sara es al-
    go más que una nueva Pasiona-
    ria – tiene el rango(perdónenme
    el término jerarquizante)de
    Lilya Brik, de Anna Seghers o
    de Arundhati Roy.
    Hace más que una década, la
    periodista neoyorquina afin-
    cada en España desde los
    primeros años cincuenta, Bar-
    bara Probst Solomon, dió
    una entrevista interesantísima.
    Afirmó que para una mujer,
    seguía siendo muy difícil ha-
    llar su lugar en las organiza-
    ciones izquierdistas en
    general. Juicio duro. Es
    cierto que la Solomon lo
    redactó desde un punto
    de vista estadounidense –
    y liberal; y se la conoce de
    sobra incluso como una
    femi-liberal – y, por ende,
    no precisamente como
    una de las nuestras, lo
    que es una pena dado que en es-
    ta misma entrevista criticó sin
    misericordia al cineasta Claude
    Lanzmann por el cuestionario al
    que había sometido al peluquero
    israelí superviviente de la Shoá
    como niño, Abraham Bomba; al
    haberle reavivado la memoria del
    corte de pelo de las mujeres ya
    destinadas a las cámaras de gas,
    tarea impuesta a este profesio-
    nal del oficio, Lanzmann haya ido
    demasiado lejos. Sigo aclamándo-
    la por tal veredicto – pues Lanz-
    mann, pese a la obra tremenda
    que llegó a ser la película ‘Shoah’,
    ha sido pura y simplemente un
    cabrón – un cabrón sionista.
    Para el FAI, es de importancia pri-
    mordial evitar dar evidencia a
    las meras sospechas de resabios
    patriarcales en el seno de la iz-
    quierda revolucionaria, dado que esto
    sólo serviría los intereses de la ‘izqui-
    mierda’.
    Doña Sara es una FÁTIHA – ‘primera’,
    ‘prima’, en árabe – , no sólo una FÁTIMA
    (hija de Mahoma y Jadicha, madre dolo-
    rosa del islam, especialmente del shií).
    Y estaba de muy mal café aquella tar-
    de – desde el principio. Y con toda razón.

    Me gusta

Responder a estamosenguerra Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: